Metatarsalgias: un problema de los 5 delanteros (del pie)

Metatarsalgias: un problema de los 5 delanteros (del pie)

11317
2
Compartir
Metatarsalgia: dolor en zona metatarso del pie

¡Hola amig@ de la Bolsa del Corredor! he utilizado un argot futbolísitico en el título para introducir una afección muy común en la parte delantera del pie en corredores y también en no corredores. En la entrada de hoy voy a daros unas cuantas luces y otras cuantas sombras del dolor del Antepié, las temidas metatarsalgias.

Para localizar bien esta afección, diremos que el pie se divide como en un equipo de futbol en tres partes fundamentales, el retropié que sería la defensa con su control de la pierna, el mediopié que distribuye el juego hacia delante y el antepié, éste último está formado por los 5 metatarsianos y sus correspondientes dedos. 5, los 5 delanteros, los goleadores que nos permitirán meter goles o mejor dicho, tener una buena propulsión en nuestras zancadas.

La Metatarsalgia es un nombre genérico que se atribuye a un “dolor metatarsal”, pero su definición no es una patología como tal. Existen numerosas patologías, unas más graves que otras que nos podrán generar un dolor en el antepié. Haremos un repaso de las más importantes, que síntomas se producen y lo realmente importante, cuáles son sus causas para poder intervenir con un tratamiento adecuado.

Antes de continuar, os diré que esta guía no servirá para que vosotros os autodiagnostiquéis, los dolores del antepié muchas veces son complejos y difíciles de interpretar así que, si os identificáis con alguno de los síntomas, consultar con vuestro médico o podólogo especialista en estos aspectos, ya que son los únicos capacitados para diagnosticaros y proponer un tratamiento adecuado, ya no solo para reducir el dolor, también para reducir los factores que lo provocan.

Vamos con las metatarsalgias más comunes:

CALLOSIDADES

Estamos acostumbrados a ver callosidades en muchos pies, pero que algo sea una norma no quiere decir que sea lo normal ni que no haya que ponerle remedio.

Es un engrosamiento de los tejidos blandos superficiales como  respuesta a mecanismos de presión excesivos. Se localizan de forma predominante en los tejidos blandos plantares submetatarsianos y en ocasiones en los dedos. Pueden provocar los doloros helomas (clavos, ojos de gallo) y se deben tratar, máxime si se tiene patología diabética puesto que pueden esconder debajo una úlcera plantar.

Ante una callosidad, es imprescindible realizar una prueba informatizada de la pisada para objetivar cuanta presión se ejerce en la zona de la lesión. A parte de acudir al Podólogo especialista en quiropodia y aspectos dermatológicos para limpiar estos excesos de piel, un soporte plantar con descarga selectiva de las zonas de conflicto son esenciales para eliminar o atenuar esta afección que en muchas ocasiones generan dolor.

Atención! Una callosidad puede esconder una patología mecánica o dermatológica mayor, así que te recomiendo una revisión y no recurrir a la piedra pómez sin más.

METATARSALGIA POR TRANSFERENCIA DE CARGA  

Diría que es de las más comunes y a la vez la menos escuchada. Es un término que se utiliza más en el ámbito de la Biomecánica y no obecede a ningúna lesión anatómica… quiero decir, que no se ha roto nada, ni existe ninguna imagen radiológica que nos ofrezca un diagnóstico específico.

El tener un primer metatarsiano más corto, o muy flexible hará que en la fase de despegue ascienda más de lo debido generando una carga excesiva mal repartida a la segunda y tercera cabezas metatarsales. En corredores con juanete es muy típica esta afección.

Puede producir un dolor tipo “parece que me he dado un golpe”, incluso de tipo quemazón cuando llevamos un buen rato rodando o incluso caminando.

Como tratamiento, el reposo inicial es una buena elección seguido de un estudio de la pisada en dinámica para observar los cambios de carga que se producen y ponerle remedio. En ocasiones necesitaremos de la radiografía para calcular las longitudes de los metatarsianos y observar si los márgenes de los huesos afectos por la transferencia de carga están más marcados o blanquecinos, lo cual querrá decir que hay un exceso de trabajo de ese metatarsiano. La tecarterapia, ultrasonido subacuático y la terapia manual serán de ayuda para reducir el dolor, además de la corrección ortopédica necesaria para cada caso.

NEUROMA DE MORTON

Es una de las estrellas de la delantera, serían como un Messi o un Ronaldo al que casi todo el mundo conoce. Se trata de una degeneración del nervio interdigital plantar con fibrosis perineural que hace engrosar el nervio a su paso por las cabezas metatarsianas.

Los síntomas son lo más parecido a descargas eléctricas acompañadas de dolor y sensación de quemazón. En ocasiones, van acompañadas de adormecimiento de los dedos afectados. Todo y que la clínica y la exploración por parte del especialista podrán ser suficientes para el diagnóstico. La ecografía podrá dar imágenes fiables pero se precisará de una Resonancia Magnética para concluir el tamaño y localización exacta del neuroma. Se considera significativo cuando su diámetro axial es mayor de 5mm y se localiza  en el tercer y segundo espacio interdigital, de forma predominante.

El origen, suele ser mecánico, una mala posición de las cabezas metatarsales al caminar provocan un cizallamiento del nervio que se irrita y éste para defenderse genera un “callo” interno haciéndolo más grueso. Es más prevalente en mujeres por el uso de calzado con tacón. También podría influir una técnica de apoyo de antepié puro en la carrera.

El tratamiento para el Neuroma de Morton será conservador en función de la medida, desde plantillas de descarga, infiltraciones de Colágeno Neural para reducir su diámetro e inflamación o incluso llegando a la cirugía si el diámetro es mayor y no funciona ningún tratamiento previo.

BURSITIS INTERMETATARSIANA

Es una pequeña colección líquida, mayor de 3mm de diámetro axial, de localización intermetatarsiana. Pero como dice el refrán, pequeña pero matona.

Nuevamente, la mecánica de los metatarsianos, en este caso los pies cavos pueden tener mayor incidencia, generará un exceso de fricción en la bursa intermetatarsiana que producirá la bursitis. Existen bursitis más conocidas en el cuerpo, la bursitis trocantérea en el hueso del fémur a la altura de la cadera o la bursitis subacromial en su localización en el hombro.

Puede producir al correr un dolor tipo quemazón, punzante e incluso en ocasiones generar un hematoma en la región afectada tras un ejercicio prolongado.

Las plantillas de descarga son tratamiento de elección, intentando liberar la bursa separando los metatarsianos, acompañados de terapia antiinflamatoria, pero ya os avanzo que es de las patologías de antepié de origen mecánico más complejas de tratar, en ocasiones las infiltraciones con corticoide se utilizan para reducir la inflamación y cuando el tratamiento conservador no funciona se debe recurrir a la cirugía seccionando el ligamento intermetatarsiano profundo, creando una separación real entre las cabezas de los metatarsianos.

CAPSULITIS O SINDROME DEL SEGUNDO ESPACIO

Es una inflamación de la cápsula de la articulación entre el metatarsiano y la falange del segundo dedo (también en el tercero). En muchas ocasiones es provocada por fallo mecánico repetido y por una mala tracción de los tendones extensores y flexores del dedo que lo colocan en garra.

Existe una fuerte inflamación visible por la planta del pie en los estadios agudos y provoca un fuerte dolor al ejecutar el paso en el momento del despegue. En capsulitis fuertes y no tratadas a tiempo puede provocar una luxación de la articulación permanente y un dedo en garra irreductible.

El reposo, la ingesta de antinflamatorios pautados por el especialista y buscar la causa es esencial. En muchas ocasiones, una descarga de la articulación ayuda a rebajar el dolor. En luxaciones permanentes se puede optar por la cirugía para la alineación del dedo.

ROTURA DE LA PLACA PLANTAR

La placa plantar es una estructura que se encuentra justo debajo de las articulaciones entre el metatarsiano y los dedos. Es una estructura ligamentosa fuerte que permite el rodamiento de las cabezas metatarsales manteniendo su estructura estable. Cuando tenemos dedos en garra, la placa plantar sufre y en posiciones mantenidas, zapatos de tacón o técnicas de carrera de antepié pueden provocar su desgaste y la posterior rotura.

En muchas ocasiones podríamos decir que son efecto de capsulitis mal tratadas o cronificadas, incluso sobrecargas mecánicas no corregidas en el tiempo.

Con la ecografía podemos ver el estado de la placa plantar y la resonancia también es una buena herramienta de diagnóstico. Sin imagen, se puede incurrir en error diagnóstico.

Reposo, antiinflamatorios orales  y plantillas de descarga, acompañados de ultrasonidos, láser  o tecarterapia son tratamientos de elección.  Su reparación es compleja quirúrgicamente.

SESAMOIDITIS

Son cambios inflamatorios en los huesos sesamoideos del 1 dedo por microtraumatismos de repetición. Los sesamoideos permiten el rodamiento del primer metatarsiano en la propulsión del pie y en pies con exceso de pronación, o con una incidencia hacia el suelo alta como en el pie con mucho puente, pueden provocar este dolor de tipo punzante justo debajo del dedo gordo.

El tratamiento por elección debe ser la descarga en primer lugar, realizar radiografías para ver si existe una fractura por estrés del sesamoideo o si estamos delante de un sesamoideo doble o bipartito de nacimiento. Con la resonancia magnética se observa el grado de lesión.

La terapia para rebajar la inflamación y la adecuación de soporte plantar a medida en el caso de un exceso de carga mecánica es tratamiento de elección. La infiltración con corticoide y la eliminación del hueso sesamoideo se utiliza en casos más rebeldes o grandes artrosis de este huesecillo.

ENFERMEDAD DE FREIBERG

Es una osteocondritis de la cabeza de los metatarsianos, siendo más frecuente en el 2 y 3 metatarsiano. Su prevalencia es mayor en mujeres adolescentes  y se relaciona con  el uso  de zapatos de tacón.

Su causa es controvertida, postulándose su origen por  microtraumatismos repetidos con compromiso vascular, que condiciona colapso del hueso subcondral y osteonecrosis.

Inicialmente se observa patrón de edema óseo en la cabeza del metatarsiano en la resonancia magnética siendo un hallazgo inespecífico en este estadio. Evoluciona a aplanamiento y fragmentación del hueso subcondral, con cambios degenerativos asociados. Tiene una imagen radiológica es estados avanzados parecida a una copa de cava.

Provoca un fuerte dolor por el edema prolongado y muerte progresiva del hueso. Es esencial un buen diagnóstico a tiempo para aplicar una plantilla de descarga selectiva para el metatarsiano y la supresión del zapato de tacón.

FRACTURA DE STRESS

Se produce más frecuentemente en la porción media o distal del 2, 3 y/o 4 metatarsiano, siendo su prevalencia mayor en bailarines, gimnastas y militares. Se percibe como un pinchazo fuerte en un momento determinado, acompañado de tumefacción y dolor.

Se precisa una radiografia para obtener un diagnóstico pero en ocasiones, la inflamación esconde la línea de fractura y se debe recurrir a la resonancia magnética para asegurar el alcance de la lesión.

Se precisa de descarga del pie afecto y la magnetoterapia es el tratamiento de elección. Una vez el hueso está consolidado se deben averiguar las causas de la fractura con un minucioso estudio de la pisada.

GOTA

Es la enfermedad de los Reyes (se decía en la antigüedad). Una dieta alta en proteínas animales, carne roja, marisco y bebidas alcohólicas pueden provocar un exceso de ácido úrico en sangre. Se produce una acúmulo de microcristales de este ácido en las articulaciones, huesos, tendones, bursas y tejidos periarticulares.

Los tofos gotosos se consideran formaciones pseudotumorales, siendo  una  manifestación crónica de la enfermedad, que puede observarse hasta en el 40% de los pacientes. Se asocia a erosiones marginales de contornos esclerosos en las articulaciones afectadas, principalmente la articulación metatarsofalángica e interfalángica del 1 dedo.

Un ataque de gota genera un dolor muy fuerte y la administración de una medicación específica por parte del Médico especialista es esencial. A parte de comer en lugar de como un Rey, como un ciudadano de a pie.

OSTEOMIELITIS

Proceso infeccioso que afecta a las estructuras óseas, más habitual en pacientes diabéticos con úlceras cutáneas. Una callosidad no tratada puede degenerar en una úlcera plantar difícil de cicatrizar. Un pie de un diabético con años de afección puede desarrollar una neuropatía periférica perdiendo sensibilidad en regiones del pie.

Es muy frecuente en este tipo de pacientes que salen a correr, que les entre alguna piedra en el calzado y al no tener sensibilidad se produzca una herida profunda que conducirá a una úlcera. En el caso de tener además una circulación arterial comprometida, la curación de estas heridas puede dificultarse e infectarse pudiendo llegar al hueso.

Es una afección grave, que puede incluso inducir a una amputación. Así que si eres diabético y hagas o no running, no te olvides de una revisión periódica de tus pies. Y sin querer asustar a nadie, esta osteomielitis puede incurrir en una infección generalizada y peligrosa.

Hoy en día el servicio de la Seguridad Social (por lo menos en Cataluña) asiste con visitas gratuitas en centros concertados de Podología a las personas diabéticas, así que no tenéis excusa para que os miren bien.

ARTROPATIA NEUROPÁTICA

Como es decía anteriormente, la pérdida de la sensibilidad propioceptiva y de la sensibilidad dolorosa ocasiona traumatismos de repetición y desestabilización articular. Las conexiones arteriovenosas y la distrofia simpática nerviosa condiciona aumento del flujo sanguineo y osteolisis. La más conocida se denomina Neuropatía de Charcot.

Se localiza más frecuentemente en el mediopie de forma poliarticular y suele presentarse como fragmentación de las articulaciones subastragalinas y tarsometatarsianas.

La prevención es el mejor tratamiento y en estos casos el control Médico y una plantilla de descarga a tiempo puede prevenir males mayores.

ARTROPATIA DEGENERATIVA

Los cambios degenerativos más frecuentes ocurren en la primera articulación metatarsofalálgica, por microtraumatismo de repetición. Es una artrosis que genera el conocido juanete o Hallux Valgus cuando el dedo se desvía y existe la otra afección común como el Hallux Rígidus, no existe desvío del dedo pero se producen excrecencias óseas en la parte dorsal de la articulación que provocan mucho dolor y una completa rigidez.

Lo producen fallos mecánicos prolongados y una forma determinada del metatarsiano puede ser un condicionante, así que un control por el especialista y la aplicación de soportes plantares, puede detener el proceso. En ocasiones deberemos recurrir a la cirugía.

Bien amig@, aunque hay algunas metatarsalgias más, menos frecuentes,  las relatadas bajo mi experiencia clínica son las que obedecen fundamentalmente a excesos de carga en la zona metatarsal y una buena alineación y descarga son esenciales.  Las referidas al paciente diabético, necesitan de un control multidisciplinar y preventivo. Así que ya sabes, ante cualquier dolor fuerte repentino o que te dure más de una semana en el antepié, acude a tu especialista de confianza. Ganarás tiempo!

Hasta la próxima!

Alejandro Bayo
Centre d´Estudi del Peu · www.alejandrobayo.com
Compartir

2 Comentarios

  1. Excelente articulo, me va a ayudar mucho en mi profesion como Podologo Rehabilitador, en Bogota, Colombia, Saludos

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.