Neuroma de Morton en corredores

Neuroma de Morton en corredores

3589
4
Compartir

 

Estimados amig@s de La Bolsa del Corredor y “amantes bandidos” del correr, en esta ocasión vamos a abordar una patología poco frecuente en el corredor, pero que en caso de padecerla os hará parar en seco la actividad deportiva si es detectada y tratada correctamente. Nos referimos al Neuroma de Morton.

Bien, un neuroma es engrosamiento de un nervio y de los tejidos periféricos a éste. En el pie, la lesión de “Morton” es el engrosamiento del nervio que pasa por la parte plantar, justo antes de llegar a la zona de división del tercer y cuarto dedo.

Neuroma de morton
Zona de dolor del neuroma de Morton

 ¿Cómo se ocasiona?

Existen teorías que dicen que el Neuroma de Morton se origina como consecuencia de la compresión y fricción de los nervios con los metatarsianos, consecuencia de los movimientos rotacionales producidos por las fuerzas que generamos en la biomecánica de la carrera. Además, el uso de un calzado de horma estrecha también puede ocasionar o agravar la patología. Puesto que el nervio pasa entre el tercer y cuarto metatarsiano, cualquier compresión que ocurra entre estos dos huesos puede ocasionar el microtraumatismo continuado en el nervio, y de ese modo provocar el engrosamiento progresivo.

neurima de morton pie0
Zona de paso del nervio comúnmente lesionado, entre el tercer y cuarto metatarsiano

¿Cómo lo detectamos?

No es una lesión que nos vaya a avisar con tiempo y con unos síntomas iniciales claros, aparece de forma brusca e intensa, con un dolor agudo a la compresión del nervio que en cada zancada se irá haciendo más intenso y nos provocará un calambre tanto hacia la pierna como hacia los dedos. Este dolor nos obligará a detenernos, ¿Por qué? Porque será invalidante, ¿Qué hacer? Es eficaz descalzarse y aplicar un pequeño masaje sobre la zona afectada para poder seguir “caminando”.

Es importante no confundir el dolor en un nervio (dolor brusco, intenso, con sensación de calambre), con el dolor de origen mecánico. Si el dolor es leve, difuso y aumenta según va transcurriendo el entrenamiento, permitiendo el desarrollo del mismo aunque con cierto grado de dificultad, estaremos posiblemente ante una metatarsalgia, que es un dolor mecánico (por alguna alteración biomecánica leve).

¿Cómo lo prevenimos?

Para prevenir la aparición del Neuroma de Morton es fundamental el trabajo de la musculatura tanto del pie –musculatura intrínseca y extrínseca del paquete central del pie-, como de la zona posterior de la pierna –gemelos, sóleo, extensor común de los dedos, etc.-, ¿por qué? porque ante la debilidad de la misma, se producirán alteraciones en forma de deformidades y acortamientos musculares que conllevaran contracturas, sobrecargas y  alteraciones de la marcha.

En corredores hiperpronadores es fácil encontrar una fuerte predisposición a sufrir el Neuroma o “neuritis” de Morton por estar alteradas las estructuras del arco interno del pie, estas alteraciones, harán que sobrecarguemos la zona central de antepié y aumenten las presiones sobre los nervios en cada zancada y, como bien sabéis los amantes del running: nervios + microtraumatismos repetitivos + sobrecarga por presiones = LESIÓN.


Elección de Zapatillas para evitar la lesión

La elección correcta y cambio de zapatillas en su debido momento es un factor muy importante para la PREVENCIÓN de futuras lesiones a nivel músculo-ligamentoso y osteo-articular, en el caso del Neuroma “neuritis” de Morton debemos prestar una especial atención en la puntera y zona del empeine.

  1. La puntera no deberá ser estrecha puesto que alteraría la morfología de los dedos y el despegue en cada zancada, al comprimir las zonas laterales de los dedos nos encontramos ante un aumento de las presiones en la zona central de los metatarsianos.
  2. La zona de la pala o empeine, tendrá que ser lo suficientemente amplia para permitir una correcta movilidad de los dedos, y así realizar una fase de despegue correcta sin presiones añadidas, por falta de espacio.

¿Cómo tratar el neuroma de Morton?

Normalmente el dolor neurítico es invalidante para la práctica deportiva, con lo cual, el primer paso será hacer reposo y bajar la inflamación (aplicar frio) y suele resultar gratificante el caminar descalzo sobre suelos fríos. Si bien en ocasiones se produce un único episodio del dolor, éste puede reproducirse (cuando el nervio aumenta su tamaño), por lo que ante cualquier sospecha de lesión, sería conveniente la visita al podólogo para que haga un buen diagnóstico y plantee un plan de tratamiento.

Plan de tratamiento

Como cualquier lesión que se presenta por primera vez, el primer tratamiento a efectuar seria un tratamiento conservador, cuya base es la corrección de las alteraciones biomecánicas que conllevan a la formación de tejido hipertrófico nervioso y se realiza  a través de soportes plantares que reduzcan los pequeños movimientos patológicos que causan la irritación del nervio.  Cierto es que a veces, los podólogos (mea culpa), hacemos plantillas que no cabrían ni en las zapatillas de Lebron James, por lo que es importante conseguir un buen binomio soporte-zapatilla.

También se pueden realizar infiltraciones de anestésico + corticoide, colágeno o plasma rico en plaquetas y la administración de vitamina B12 que posee efectos antineuróticos para reducir el dolor.

El tratamiento quirúrgico será la última opción, puesto que pasar por el quirófano es desagradable hasta para el corredor más valiente pero, ante este tipo de lesiones, cualquier corredor lo tendrá entre sus preferencias si quiere seguir corriendo “sin dolor” en un corto periodo de tiempo y que el riesgo de recaída baje a unos porcentajes no significativos.

Bien amigos, espero que nunca os encontréis con este “amigo indeseado” de los corredores, pero si lo hacéis, paciencia y volved a la carga despacito, que nos conocemos (creo que es el consejo que más veces hemos dado, y al que menos caso hacéis) je, je.

Salud y kilómetros

Julio Muñoz Galán – Alfonso Martínez Nova (@podoalf)

Foto Portada https://www.mortonsneuroma.com/
Compartir

También te puede interesar...

4 Comentarios

  1. Yo soy uno de esos corredores que ha tenido la visita del tal morton. He probado plantillas, reposo, frío, cambio de calzado…. Menos infiltraciones todo lo que he leído. Y el trauma me dice que la solución es operar. Me gustaría que me digerais un poco que sobre operarse y garantías. Porque lo que he leído tampoco es tan positivo. Un saludo y gracias

  2. Hola Ion

    La verdad es que una vez que aparece la patología, el periplo de tratamientos suele ser largo. Como el nervio se engrosa bastante, es complicado que vuelva a su estado natural.

    De infiltraciones, existen diferentes versiones, como he comentado en el artículo, aunque la solución definitiva suele ser la cirugía. Esta soluciona el dolor, aunque no está exenta de complicaciones (como es tener una sensación de la zona adormecida, etc). De todas formas, existen cirugías menos agresivas que la de abrir la piel y extraer el nervio, como es la cirugía de mínima incisión (que corta un ligamento que evita que los huesos se acerquen y presionen al nervio), o bien la cirugía ecoguiada.

    Recurre a la cirugía como ultima opción, pero no la descartes si no obtienes mejoría con los tratamientos conservadores.

    Suerte !

  3. Hola Ion. La lesión de Morton me apareció hace ya más de 10 años tras una larga temporada de gran actividad física. En mi caso puedo controlarla gracias a unas plantillas (que van desde el talón hasta el inicio de los dedos) hechas a medida y que me refuerzan los arcos plantares.
    Lo paso mal en verano porque la mayoría del calzado es abierto y me encanta llevar chanclas pero en mi maleta nunca pueden faltar unas zapatillas deportivas para poder calzar, aunque sea en casa, las plantillas.
    Espero que te mejores.

  4. Buenas, yo también tengo nuestros queridos neuronas de Norton, el especialista, me dejó claro que sería mi compañero de por vida si las molestias no me impedían correr ya que las controlo con plantillas .
    Y la verdad es que me he acostumbrado ya a las pequeñas molestias y vuelvo a ser feliz corriendo de nuevo.
    Además, quien no corra con molestias de algún tipo, que tire la primera piedra, jajajaja mucho ánimo a todos los Runners!!!

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.