Menú
Leo Messi y Raphael Varane durante el Real Madrid - Barça amistoso de Miami (Florida)

Un título muy importante para los dos equipos

OPINIÓN

Pichi Alonso

@PichiAlonso9

Sabemos que la Supercopa de España es uno de los títulos menores, sino el menor, pero en esta ocasión alcanza un gran nivel de protagonismo por las consecuencias que puede acarrear la victoria o la derrota. 
Se evalúa al FC Barcelona por sus resultados, pero también por la temporada que realice su eterno rival, el Real Madrid. Lo mismo sucede en la casa blanca, donde la temporada  de los madridistas será mejor o peor no solo en función de lo que realicen, sino también de los resultados y títulos del Barça. Así pues empezar el primer partido de competición español con un clásico y con un titulo, le da un inmenso valor a esta Supercopa, más aún tras los acontecimientos recientes –marcha de Neymar y problemas para incorporar jugadores que equilibren la marcha del brasileño–.  
Además puede tener consecuencias cara al Barça a la hora de acabar de fichar futbolistas. Una victoria azulgrana rebajaría la tensión, mientras que una derrota obligaría a los dirigentes blaugranas  a fichar deprisa y corriendo para ilusionar y apaciguar los ánimos de sus aficionados, y eso provocaría un precio excesivo en alguna incorporación. Por lo tanto se intuye que la supercopa puede acarrear importantes consecuencias.

AMBOS CON SUS MEJORES JUGADORES

Como también es un título muy importante para el Real Madrid, por eso de ir a por el sextete y de dar un golpe fuerte al aficionado blaugrana que acumula algunas dudas, estoy convencido que ambos técnicos podrán sobre el césped sus equipos de gala. 
Zidane con la merma de la baja obligada de Modric por sanción –a quien sustituirá probablemente Kovacic, que es el jugador de perfil más parecido- y con los pocos entrenamientos de Cristiano, que no parece estar todavía para un partido entero y probablemente dispute 30-45 minutos como mucho. 
El resto del once titular con todo, con Isco como cuarto centrocampista, con el que el equipo blanco se convierte en un conjunto mucho más fuerte y equilibrado. Por cierto aspecto éste que estaría bien que los encargados del Barça les hiciese replantear si con la baja de Neymar, el once del Barça sería más equilibrado también con mayor fortaleza en el medio del campo. 
La BBC condiciona el juego del Real Madrid de la misma manera que lo hacía la MSN en el Barça. Valverde probablemente repita el once titular del Gamper, que viene a ser el habitual en la pasada temporada, con las novedades de Aleix Vidal, que parece haberle ganado la partida en el lateral al sorprendente Semedo y Deulofeu por Neymar, tras la buena sensación que dejoó en el ultimo encuentro.

EL BARÇA DE VALVERDE

Esperamos ver en su primer partido serio los primeros detalles del juego que quiere imponer Ernesto Valverde, que intuimos, por lo visto en el Athletic, que intentará recuperar aspectos que ya le fueron muy importantes en el juego del Barcelona. Llevar la iniciativa y jugar en campo contrario. 
Ya con el Atletic era normal ver a sus jugadores realizar una gran presión en la salida del balón del rival, sobre todo cuando se enfrentaba a equipos grandes. Es decir intentar jugar el máximo de tiempo en terreno rival y dificultarle que entre en juego, incomodándole e imponiendo mucha intensidad sobre el poseedor del balón. 
Otro aspecto que quiere recuperar es la presión alta tras perdida, es decir tras cada acción ofensiva del equipo, la respuesta debe ser agresiva en el mismo instante que se pierda el balón, para provocar la recuperación y el consiguiente ataque desde los tres cuartos de campo o hacer que el rival se precipite regalando el balón en despejes sin sentido. Veremos seguramente una línea defensiva del Barça prácticamente en el circulo central del campo, para poder tener al equipo muy junto, lo que va a necesitar de una muy buena presión a los rivales con balón, pues si no se produce esa intensidad en la presión, el equipo sería muy vulnerable en defensa avanzada. 
Por parte del conjunto de Zidane, seguir destacando su poderío en el juego aéreo ofensivo, sobre todo en el balón parado, impedir que puedan contragolpear con facilidad y tener muy cercado a Isco, para que no pueda ser su hombre clave entre líneas para hacer jugar al equipo. No soy de la opinión de que el Real Madrid es muy favorito para ganar la Supercopa de España, como se vende desde determinados medios de Madrid, y veo a un Barça más necesitado y a pesar de la baja de Neymar que teóricamente debilita al equipo, sin él también se ganó la pasada campaña en el Bernabéu.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil