Menú

El PSG, un polvorín por culpa de Neymar

Neymar se queda cada vez más solo en el vestuario y el presidente del PSG no puede controlar a las estrellas

El PSG entra en una situación de pánico tras la amenaza de la UEFA por el 'Fair Play' financiero

Neymar ha provocado un incendio en el PSG
Neymar ha provocado un incendio en el PSG | AFP

El PSG se está convirtiendo en un auténtico polvorín a raiz de los últimos acontecimientos que se han producido con Neymar y Cavani, dos de sus estrellas, como protagonistas. Neymar, el gran fichaje de este verano, se está quedando cada vez más solo en el vestuario del primer equipo del PSG, mientras que Edinson Cavani, el otro 'gallo' del vestuario, le ha plantado cara al presidente Al-Khelaïfi, que pierde fuerza sobre sus figuras.

sport.es

Paralelamente, la UEFA sigue presionando al club francés. En la misma información que este luens publica 'El País', se recuerda que en el PSG empieza a cundir el pánico ante una posible sanción de la UEFA y todo lo que ello supone. El vestuario del PSG encendido desde el pasado mes de agosto cuando algunos jugadores, los más veteranos, mostraron su malestar por el fichaje de Neymar, mientras que el presidente Al-Khelaifi no pudo contener la sensación de pánico que sucedió a la amenaza de la UEFA de dejar al club fuera de la Champions a partir de 2018 si vulnera el fair play financiero.

sanción económica

El Comité de Control Financiero de Clubes, el órgano de la UEFA encargado de auditar las cuentas y velar por el equilibrio presupuestario, advirtió, según informa 'El País', al PSG de que la sanción que le impondría en caso de que sus gastos superasen en más de 30 millones de euros a sus ingresos (550 millones en 2016) no sería meramente económica.

La UEFA amenazó a Al Khelaifi con una pena de varios años fuera de la Champions League y la respuesta inicial del club fue poner a la venta a medio plantel para pasar la auditoría. La rebelión de los jugadores provocó que el PSG.  Y Cavani, uno de los protegidos, se puso del lado de sus compañeros más rebeldes. Entre los jugadores transferibles estaban Di María, Pastore, Matuidi, Moura, Draxler, Ben Arfa, Aurier y Thiago Silva. Se trata de jugadores con poder en el vestuario del PSG, que se sintieron deshonrados con la decisión de Al Khelaifi.

Los representantes de estos jugadores, según 'El País', fueron informados de que, debido al fichaje de Neymar, el PSG se veía en la necesidad de liquidarlos para obtener ingresos y así equilibrar cuentas de acuerdo con las reglas del fair play financiero. Matuidi aceptó y se fue a la Juventus, mientras que el resto se sintieron como una mercancia. Cavani se erigió en el cabecilla de los indignados. Dani Alves era su único defensor.

conflicto en el vestuario

Neymar no fue recibido bien por sus compañeros en un vestuario plagado de jugadores en venta y tuvo que ser el entrenador Unai Emery quien interviniera para solucionar el grave conflicto de egos que había en la plantilla. Emery convenció a Al-Khelaifi a finales de agosto y este declaró intransferibles a todos los jugadores que había puesto en el mercado. El mal ya estaba hecho y la plantilla se había dividido entre prescindibles e intocables, aunque dos intocables como Marquinhos y Cavani se pusieron del lado de los débiles.

El incendio en el vestuario, pese a los intentos por apaciguar los ánimos, sigue y el pánico a que se agrave la situación se mantiene en el PSG.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil