Menú

Mestalla será un polvorín en el Valencia - FC Barcelona ¿lleno o vacío?

Así explotó la afición del Valencia contra sus jugadores | sport

En el Valencia - FC Barcelona de la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, el equipo de Luis Enrique Martínez se encontrará un Mestalla más o menos vacío, pero en todo caso el feudo valencianista se ha convertido en un polvorín que puede estallar en la noche del miércoles 10 de febrero o en la del sábado 13, al final del Valencia - Espanyol de Liga.

Juan Manuel Díaz

El valencianismo vive angustiado, temeroso de que la temporada acabe de una manera triste, sin lustre ni títulos, o peor aún, de forma trágica: con el descenso a la Segunda División. Eliminado de la Champions y relegado a la Europa League, el equipo de Gary Neville tiene pie y medio fuera de la Copa del Rey tras el humillante 7-0 en el Camp Nou frente al Barcelona. Y en la Liga es 14º, a cuatro puestos de los puestos de descenso.

Neville apelaba al orgullo y al honor para intentar salir de la Copa de una forma digna, pero la parte valencianista dela ciudad del Turia es un clamor, exigiendo su marcha, desencantada con Peter Lim y su inversión millonaria y por ahora poco rentable.

HASSTAGS A FAVOR Y EN CONTRA

La 'guerra valenciana' no solo se vive a las puertas de Paterna, en las tertulias radiofónicas o en los debates de café. También, en las redes sociales en donde corrió como la pólvora el hasstag #MestallaVacioEnCopa, para expresar el máximo desprecio a los jugadores por lo que muchos seguidores interpretaron como desidia. 

Otros sectores más moderados (u oficialistas) han impulsado una campaña opuesta, #ElValenciaSiempreSeLevanta y a ella se aferran Gary Neville, el director deportivo Suso García Pitarch y la propiedad del club, que incluso recurrió a los métodos más retorcidos para asegurarse adhesiones.

LOS CANTERANOS, OBLIGADOS

Para compensar la situación, el Valencia llegó a suspender, en un primer momento, todos los entrenamientos de su cantera en Paterna previstos para el miércoles con el objetivo de de que los niños acudieran obligatoriamente a Mestalla para ver el Valencia-Barça.

El mensaje del club explicaba que se suspendían" todos los entrenamientos en horario de la tarde a excepción de los dos partidos amistosos que se disputan de F11 entre el juvenil B y el cadete Fundación contra el FC Basel (sub 17 y sub 15) a las 16.00 horas y 18.00 horas respectivamente". El club ponía a disposición de cada jugador dos entradas para ir a ver el partido, además del pase con el que cuenta cada futbolista en el f11, y la asistencia es obligatoria".

rectificación

Para que no quedara duda alguna, el comunicado hacía la advertencia de que el futbolista que no acuda al partido de Copa "debe de ser por enfermedad y se cuenta la asistencia como una sesión de entrenamiento. El que el miércoles (10 de febrero) no acuda al partido, no se contará con él para la convocatoria del jueves".

La academia del Valencia se vio obligada a rectificar tras el revuelo que se produjo, de nuevo a través de un comunicado oficial, asegurando que la asistencia de sus jugadores al partido de Copa frente al Barcelona "es totalmente voluntaria, al igual que se ha hecho en otras ocasiones, y que no existe ninguna obligación de asistir a los niños y niñas, solo se insiste en que si los padres retiran las entradas, éstas no se queden sin utilizar".