Menú

Plantilla final: ¿Qué ha ganado y qué ha perdido el equipo?

Analizamos cómo ha quedado la plantilla 2017-18 del Barça

Los pros y los contras; el balance y los protagonistas

Un Barça con muchas caras
Un Barça con muchas caras | sport

El cierre de mercado dejó un regusto amargo para la afición. Sobre todo tras descartarse el fichaje de Coutinho, el jugador llamado a paliar -junto a Dembélé- el traumático adiós de Neymar.

Porque ese ha sido el nombre que ha torcido la planificación del equipo. Y lo ha hecho a gran escala, provocando un roto en la plantilla de futuro incierto. No solo ha supuesto la pérdida de un jugador top -entre los tres mejores del mundo- sino que su salida (222 millones) fue la mecha que activó una inflación sin precedentes.

En total el Barça ha incorporado a Semedo, Paulinho, Deulofeu y Dembélé, cuatro jugadores a los que hay que sumar un Vermaelen que formará parte de la plantilla.También hay que resaltar el cambio en el banquillo: Valverde coge el relevo de un Luis Enrique con problemas de desgaste tras tres temporadas en el banquillo azulgrana.

En el capítulo de bajas, además de Neymar, no estará Marlon (llegó a tener protagonismo con el primer equipo y se va cedido al Niza) y Masip (terminó contrato y fichó por el Valladolid).

El resto son jugadores que no formaron parte de la plantilla del Barça la temporada 2016-17: Samper jugó cedido al Granada y ahora lo hará en Las Palmas; Douglas cambia de cesión (del Sporting al Benfica) y algo parecido ocurre con Munir (del Valencia al Alavés).

Sube

La posibilidad de un revulsivo desde el banquillo

Con los fichajes de Deulofeu y Dembélé el Barça tendrá más posibilidades de agitar un encuentro. Uno de los dos deberá ocupar la posición de Neymar (por desembolso el francés cuenta con más opciones) y el otro podrá salir desde el banquillo para cambiar un partido. 

Texto Alternativo
Deulofeu está teniendo minutos | IGNASI PAREDES

Deulofeu puede ser uno de los grandes beneficiados del mercado de fichajes tras frustrarse el traspaso de Coutinho y Di María. Sin ellos, se encuentra delante de la gran oportunidad de su carrera. En estos primeros encuentros se está viendo una versión más madura del extremo, más sacrificado y menos individualista.  

Un equipo más físico:

El Barça da un paso adelante en este aspecto con las incorporaciones de Paulinho y Semedo. El primero es un jugador acostumbrado a ser protagonista en el doble pivote. Un jugador de ida y vuelta, que ocupa mucho espacio y formidable para lanzar la presión. Jugadores como Xavi y Busquets ya han recordado la dificultad de enfrentarse a él.

Semedo, por su parte, es un lateral rapidísimo y capaz de hacer muchos kilómetros. De él se espera además que explote su potencial ofensivo, algo que de momento solo ha dejado entrever.

Un Barça con diferentes registros:

Valverde ha dejado claro en los últimos partidos que meterá mano en el equipo. De momento ya ha probado cuatro sistemas en un Barça con varios registros. 4-3-3, 3-5-2, 4-4-2 y 4-2-3-1.  

El esperado fichaje de Coutinho invitaba a pensar en un 4-2-3-1 como punto de partida, pero tras no llegar ningún jugador más habrá que ver si se mantiene la habitual apuesta por un 4-3-3 un poco distinto al de la etapa de Luis Enrique.

Valverde está tratando de recuperar la presión alta y ha modificado ligeramente las posiciones de Busquets y Rakitic. Sobre todo el croata que juega un poco más lejos del área y en una posición más centrada. 

Las incógnitas

El impacto Dembelé:

El fichaje más caro de la historia del Barça es todavía un jugador por explotar. El club azulgrana ha invertido en uno de los jugadores con más potencial del mundo, pero con solo 20 años aún es un jugador en formación.

El propio fubolista reconoce que descartó el pasado verano su fichaje por el Barça porque solo llevaba seis meses jugando a primer nivel. El año en el Dortmund ha sido seguramente la mejor escuela posible, pero habrá que ver si es capaz de trasladar su mejor versión en el Camp Nou y sobre todo si mezcla bien con Messi. De él se espera desequilibrio y hambre. Pero sobre todo diversión porque estamos ante un talento puro.  

Texto Alternativo
Dembélé, el día de su presentación | FCB

El papel de Vermaelen:

"Ha convencido a Valverde, hemos hablado mucho con él". Robert Fernández explicó así la apuesta por el belga, a pesar de que es un jugador que parece tener problemas crónicos con las lesiones musculares. Se marchó cedido Marlon y Vermaelen será el cuarto central.

No es poca cosa; con la pareja Piqué-Umtiti consolidada, Mascherano parece la alternativa a estos dos y Vermaelen queda en un segundo plano. Pero en el Barça la figura de cuarto central puede ser muy importante en un momento clave del curso cuando lleguen las lesiones y las sanciones. ¿Está listo Vermaelen para los partidos de máxima exigencia?  

La vigencia de Iniesta:

Una temporada más no parece que cambie el rol de Iniesta. Si está bien, de entrada será titular. Así lo ha dejado entrever Valverde con sus alineaciones. 

De momento no parece que vaya a tener un rol más secundario como el que tuvo Xavi tras la llegada de Rakitic. El fichaje de Coutinho amenazaba su importancia en el equipo. Sin él, parece que será importante si las lesiones lo permiten. La cuestión es si, en este punto de su carrera, el Barça debería seguir dependiendo tanto del manchego. 

Sergi Roberto, por definir

¿Interior o lateral? ¿Titular o complemento? El debate parecía enterrado pero tras perder protagonismo en la pretemporada, Valverde le dio minutos como lateral en algunos partidos. Frente al Betis en casa incluso jugó de mediapunta, pero en el último partido ante el Alavés formó parte de la defensa. 

Arda y André Gomes, ¿recuperables?:

El caso del turco es el más complicado. Arda hace tiempo que pareció dimitir tras perder la confianza de los entrenadores. Brilló como centrocampista adelantado en el Atlético y en el Barça no ha encontrado su sitio como interior. Sólo como extremo ha dejado destellos de su talento. Aún no está descartada su salida en los próximos días.

André Gomes no ha dejado muy buenas sensaciones a Valverde en sus primeros meses como entrenador. El portugués no tuvo el gesto de acortar algunos días sus vacaciones y en el Bernabéu fue totalmente intrascendente. Su lenguaje corporal -y esa sensación de falta de sangre- le perjudica. Clase sin explotar

Texto Alternativo
Ni Coutinho (en la imagen) ni Verratti ficharon por el Barça | AFP

Baja

La falta de una idea

De Verratti a Paulinho. Seguramente sea una simplificació del verano del Barça, pero define la flexibilidad de la dirección deportiva en la selección de los fichajes. 

Tras la salida de Neymar, el club se encontraba ante la gran disyuntiva: recuperar la apuesta radical por los centrocampistas o renovar el tridente con otro futbolista que sustituyera al brasileño.

El club parece haber apostado por la segunda opción. Dembélé es el cromo que cogerá el relevo de Neymar. De hecho, es un futbolista con características parecidas, aunque con mucho menos gol. Jugadores como Verratti o Seri, interesantes para el juego de asociación, finalmente no han llegado.  

Dependencia de Piqué:

Tras varias semanas de trabajo, Valverde dio un nombre: Iñigo Martínez. Curiosamente cuando solo se hablaba de centrocampistas y delanteros su petición fue un central. No le convenció lo que vio de Marlon, no es ningún secreto la fragilidad de Vermaelen y Mascherano es un mediocentro reconvertido. 

De ahí que Valverde pidiera la llegada del central de la Real Sociedad. Una temporada más Piqué será el termómetro de la defensa del equipo. Le ayudará, sobre todo, un Umtiti que sigue creciendo.

El Madrid gana la batalla de los centrocampistas:

Asensio, Isco, Modric, Kroos y Ceballos juegan en el Madrid, aunque encajen a la perfección con la idea de juego que ha definido al Barça desde hace más de una década. 

El Barça ha perdido la batalla de los centrocampistas desde la salida de Xavi y tras el adiós de futbolistas como Thiago y Cesc, que desde dentro del club visualizaban como los relevos para una posición de máxima importancia.

Texto Alternativo
Isco, protagonista con España | EFE

Una temporada más, el centro del campo titular será el mismo que ganó la final de Berlín: Rakitic, Busquets e Iniesta con el asterisco de Paulinho, un jugador de 29 años.   

Verratti era el fichaje estructural llamado a liderar el centro de campo en los próximos años, pero el PSG frustró su salida y se llevó más tarde a Neymar. 

Pilares en la treintena

La columna vertebral del equipo: Piqué (30), Busquets (29), Iniesta ( 33), Messi (30) y Suárez (30) se mueve en la treintena. Ellos estan llamados a sostener al equipo y los jugadores jóvenes que les acompañan en la plantilla parecen estar muy lejos de su nivel.

El Barça se ha dormido en los últimos años en la búsqueda de relevos para sus jugadores cruciales y cuando ha tenido que hacer una gran apuesta -caso de Dembélé- ha sido obligado por las circunstancias.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil