Supera el confinamiento: la teoría de los tres 8

Supera el confinamiento: la teoría de los tres 8

Compartir
la teoría de los tres 8

El descontrol horario y la falta de organización están siendo, estos días, un verdadero problema. El confinamiento por Coronavirus sigue causando estragos en nuestra salud, en nuestra economía y ahora también en nuestra estabilidad emocional.

Pasar días enteros sin salir de casa es aburrido, pesado y cada vez más duro a nivel mental. Es cierto que las rutinas de entrenamiento casero y los Challenge de Instagram ayudan a amenizar un poco la velada, pero las jornadas se hacen cada vez más largas y el cansancio y la convivencia empiezan a pasar factura.

Ante esta situación anómala lo mejor es tratar de organizarse cuanto antes. Esto implica no solo llevar una dieta saludable y un ritmo de vida lo más activo posible, sino también un control horario claro y estructurado.

Para ello os propongo seguir la teoría de los tres 8. Un principio conceptual que pretende ayudar a mantener un equilibrio fisiológico, psicológico, social y emocional. La teoría de los tres 8 cobra mucho sentido durante el periodo de confinamiento, pero bien se podría seguir aplicando cuando se normalice la situación.

8 horas de sueño, 8 de trabajo y 8 de ocio.

La teoría de los tres 8 consiste en fragmentar las 24 horas del día en 3 bloques de 8 horas. Estos bloques serán el descanso, el trabajo y el ocio.

En primer lugar, debemos dedicar, nos guste o no, 8 horas al trabajo. Las jornadas laborales completas tienen esta duración y a menos que te encuentres de vacaciones, durante el confinamiento deberías mantener lo mejor que puedas tu horario laboral. En la mayoría de trabajos está comprobado que trabajar más de 8 horas implica una disminución de la productividad. Céntrate en hacer tu trabajo lo mejor posible pero no te obsesiones con jornadas maratonianas. Realiza periódicamente mini descansos que te ayuden a desconectar.

En el segundo punto tenemos a las 8 horas que se recomienda dedicar al descanso. Dormir menos puede acarrear problemas de salud y hacerlo en exceso puede aumentar la sensación de pereza y propiciar una actitud negativa por falto de ánimo. Escucha a tu cuerpo y descansa lo que sea necesario. Algunas personas tienen suficiente con dormir 6 horas, mientras que otras necesitan de prácticamente 9 horas de sueño para rendir en el día a día. Cada organismo es un mundo y en este sentido no hay nada mejor que el propio conocimiento.

Finalmente nos quedarán 8 horas no solo para dedicar al ocio, sino también para realizar los quehaceres y completar algunas tareas de asuntos propios que siempre quedan pendientes. 8 horas dan para mucho y aunque no lo parezca si te organizas como es debido tendrás tiempo de hacer cosas con las que antes no contabas. La vida es organización, planificación y reestructuración constante. Súmate a la teoría de las 8 horas y tal vez todo esto te ayude a sobrellevar mejor las jornadas de confinamiento por el Coronavirus.

¿Qué te parece la teoría de los tres 8?


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad