Razones para tener un diario de entrenamiento

Razones para tener un diario de entrenamiento

Compartir

Registrar tu actividad diaria y llevar un plan de entrenamiento es fundamental si lo que quieres es progresar y mejorar tu rendimiento físico. Y para hacerlo correctamente lo más recomendable es tener un diario de entrenamiento. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos.

Qué es un diario de entrenamiento

Tranquilo que no tienes que comprar nada ni ser un deportista de élite para tener un diario de entrenamiento.

Un diario de entrenamiento es un documento, en formato papel o formato digital, que sirve como instrumento para registrar tu actividad diaria y así poder analizar y controlar tu progreso y tu preparación junto a tu preparador físico. Es, digámoslo así, un blog que conforma una pieza clave en el control de tus entrenamientos, evolución y progresos.

Pero, ojo, no debe confundirse el diario de entrenamiento con el plan de entrenamiento. Ambos son complementarios y permiten evaluar qué motivos han podido derivar en una variación del rendimiento del corredor o deportista. De ahí que sea tan importante tener un diario de entrenamiento desde el momento 0 en el que piensas empezar a correr.

Evidentemente, los diarios de entrenamiento de un joven que empieza y de un corredor profesional van a ser muy diferentes y van a tener objetivos diferentes, pero precisamente ahí radica la importancia de este tipo de documento para aumentar el rendimiento en ambos tipos de deportistas, siendo indiferente que sean corredores, profesionales del atletismo o de cualquier otra actividad física.

6 Razones para tener un diario de entrenamiento del corredor

Las razones para elaborar un diario de este tipo tienen que ver con las ventajas que vas a obtener a nivel de entrenamiento y rendimiento. A continuación, enumeramos 6 de ellas:

  • Sirve para mejorar la comunicación deportista-entrenador y para aprender a analizar tú mismo tu entrenamiento y los resultados y objetivos que vas cumpliendo con él.
  • Es de vital importancia para analizar y controlar la carga física de cada entrenamiento diario o mensual.
  • Facilitará la elaboración de un plan de entrenamiento para una carrera o evento específico, dado que tendrás margen de análisis de entrenamientos pasados y de valoración del rendimiento que han permitido alcanzar cada uno de ellos.
  • Ayuda a evitar el sobreentrenamiento.
  • Permite evaluar si el plan de entrenamiento está siendo cumplido por el atleta y si se están alcanzando los objetivos prefijados. En caso de incumplimiento, puede valorarse cómo incide cada factor que el corredor ha cambiado del entrenamiento base.
  • Facilita la autonomía del corredor y ayuda a entender cómo reacciona tu cuerpo a los distintos tipos de entrenamiento.

Cómo hacer un diario de entrenamiento

Si te hemos convencido para comenzar a utilizar un diario de entrenamiento no te vamos a dejar sin saber cómo hacerlo. A continuación, tienes una guía para elaborar un plan de entrenamiento para corredores:

Indicadores del diario de entrenamiento

Aquí deberás dejar espacio para datos de entrenamiento y no solo para los datos fisiológicos sino para datos psicológicos y emocionales. Esto es fundamental para evaluar el estado de ánimo y las sensaciones que acompañan a cada sesión.

Además, deberás incluir el periodo de entrenamiento y en qué fase te encuentras: inicio, desarrollo, estabilización, compensación, etc.

Básicamente deberás controlar indicadores que afecten al desarrollo del entrenamiento, como la carga, volumen o intensidad empleada cada día. Es más, puedes incluso apuntar la temperatura y los factores meteorológicos de cada día.

También tienes que tener en cuenta indicadores fisiológicos como el peso, el ritmo cardíaco o la tensión arterial, molestias musculares, etc.

Y, por supuesto, los indicadores emocionales que te permiten anotar tus sensaciones como corredor. ¿Te sientes débil y cansado?, ¿estás a tope?, ¿no tienes alicientes y sientes que no avanzas? Todo eso debe quedar reflejado en tu diario de entrenamiento y es necesario que tu entrenador ( o tu mismo) evalúe y conozca tus impresiones sobre cada entrenamiento diario.

Pues bien, todo esto debe ser considerado cada día y anotado en el documento. No dejes para mañana las anotaciones porque probablemente habrá algo que no recuerdes y el diario de entrenamiento no estaría siendo todo lo eficaz que podría.

Además, debes realizar anotaciones que tengan que ver con situaciones no planificadas, como puede ser un viaje o una enfermedad. Todo debe quedar registrado en tu diario de entrenamiento.

Y ahora que ya sabes cuáles son las razones para tener un diario de entrenamiento y qué factores debes tener en cuenta para elaborarlo, ¿a qué esperas para comenzar con el tuyo?


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad