Cómo cuidar tu salud (y figura) durante las fiestas

Cómo cuidar tu salud (y figura) durante las fiestas

Compartir

Se acerca la Navidad y para aquellos que quieren seguir cuidándose pueden ser fechas complicadas ya que en estos días se acumulan fiestas, cenas y comidas, quedadas con amigos, familiares, muchas celebraciones que pueden llegar a ser motivo de descontrol y exceso para muchos.

Para que esta época no te pase factura puedes seguir los siguientes consejos:

No olvides que solo son festivos unos días puntuales

Deja los excesos para esos días puntuales en que toda la familia se reúne, es decir, redúcelo a los días más importantes de esta época.

Céntrate en comer de forma saludable el resto de los días del año y de esta forma no te afectará de forma negativa, tener un par de días de exceso. En las fechas señaladas disfruta de la comida sin pensar en las calorías, macronutrientes, etcétera. De este modo podrás relajarte y disfrutar del momento en familia y amigos.

Una opción que tienes es seguir la regla del 80-20, es decir, llevar una alimentación saludable el 80% del tiempo que para este mes de diciembre serían los días que no son fechas señaladas, y dejar un 20% libre para permitirse algunos caprichos como un trozo de turrón o la copita de cava para brindar. Esto te puede ser útil ya que a veces si intentamos resistirnos a las tentaciones el 100% del tiempo y somos muy estrictos, podemos acabar dejándolo correr o sucumbir a un atracón.

Sigue haciendo ejercicio

Este mes de diciembre acostumbramos a ir más ocupados que normalmente debido a la preparación de las fiestas, pero no debes dejar de lado el ejercicio físico. Intenta dedicar al ejercicio físico media hora al día, o al menos a días alternos, de este modo inviertes algo de tiempo en tu salud.

Haz que tus platos sean más sanos y ligeros

Sabemos que la mayoría de los platos que se elaboran en esta época del año son muy calóricos y, en algunos casos, de mala calidad nutricional. De modo que si quieres ofrecer una comida igual de buena y más sana puedes encontrar reemplazos más adecuados para tu salud.   

INGREDIENTE REEMPLAZO
Nata Queso fresco batido, yogur natural…
Mantequilla Queso fresco batido, tofu blando…
Salsas comerciales Puré de aguacate, salsas con ingredientes naturales, yogur natural con limón y sal…
Fiambres y embutidos Carne fresca cocida y cortada en lonchas, salmón ahumado…
Surimi o gulas Marisco o pescado al natural o en aceite de oliva virgen extra
Harinas blancas o refinadas Harinas de grano completo o integral, harinas de legumbres…
Azúcar, miel o jarabes Stevia, dátiles, plátano, manzana…
Chocolate o cacao en polvo Escoger la opción sin azúcar y con mayor proporción de chocolate (>70%)

Estas son algunas ideas de reemplazos, seguro que puedes encontrar muchas más opciones para elaborar platos ricos y más saludables y nutritivos para cuidar tu salud y la de tus invitados estas Navidades.

No pierdas la motivación

Aunque en diciembre sea el momento de fiestas, familia y amigos, y esté a punto de llegar un nuevo año, no debes dejar de lado todo lo que has conseguido durante el año. Es costumbre de muchos dejar de esforzarse este mes y pensar que ya volverán a empezar en enero, pero si durante el resto del año has conseguido cuidar tu alimentación y hacer ejercicio físico regularmente, ¿Por qué no hacerlo durante estas fechas?

Es complicado volver otra vez a unos buenos hábitos que habías conseguido implantar a tu día a día, de modo que piensa en lo que has conseguido durante todo este año y en si vale la pena volver hacia atrás.

Aunque tengas gente en tu entorno que te intente influenciar diciéndote que “Por un día no pasa nada” o bien que “son días especiales”, eso es verdad, pero el problema llega cuando te lo dicen cada día. De modo que intenta no dejarte convencer, sigue tus buenos hábitos día a día y date algún capricho solo en días puntuales, disfruta de estos días, pero sin descontrolarte.

Y muy importante, no te martirices si tienes algún día de excesos, es muy importante no culparse ni castigarse si te habías planteado no comer mucho y acabas comiendo más de lo que querías. Es normal descontrolarse un poco a veces, al día siguiente vuelves a tus hábitos saludables sin remordimientos y con la conciencia bien limpia, un día no puede arruinar el esfuerzo que has hecho durante tanto tiempo.

Lo que realmente importa es lo que hacemos el resto del año

Los problemas de peso que podamos tener no son consecuencia de estos días de fiesta, sino que son el resultado de nuestros hábitos de todo el año. Si durante el año llevamos una vida sedentaria y una alimentación poco sana, lo más normal es tener sobrepeso u obesidad, y en muchos casos los excesos que se dan en Navidad no son una excepción, sino que es la regla.

Además, en estos casos, la subida de peso que se da en Navidad (los excesos en Navidad son mayores que el resto del año) no se elimina el resto del año, de modo que la subida de peso se irá convirtiendo en un problema mayor año tras año si no se cambian los hábitos durante el transcurso del año.

En cambio, si durante el año tienes unos buenos hábitos, te alimentas bien y haces ejercicio, la Navidad no supone un problema. Disfrutar de unos días especiales, que se cuentan con los dedos de una mano, no suponen un cambio en tus hábitos y no repercutirá en tu salud, porqué tu salud es lo que haces todos los días del año y no solamente los días de fiesta.

De modo que estas Navidades, no te preocupes por un par de días de excesos, aunque intenta que no sean muchos, y disfruta de las fiestas, la familia y los amigos.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad