Ataque vertical al Tibidabo

Ataque vertical al Tibidabo

Compartir

Si eres un corredor o corredora amante de las rutas exigentes, rampas con un % a lo Tour de France, bajadas técnicas por senderos estrechos emulando al gran Kilian Jornet, pero tienes la suerte (o desgracia) de vivir en una ciudad como Barcelona… ésta puede ser una buena ruta para ti.

El punto de salida y llegada es el mismo. Km 0 de la carretera de l’Arrabassada (Carretera de Sant Cugat), a 5 minutos de la parada de metro Penitents.

Empezamos la ruta subimos unos metros y girando a la izquierda por el carrer de Navata, para luego girar a la derecha en una curva cerrada a lo puerto de montaña por la calle de Trujols (foto). En el primer km ya nos encontramos unas buenas rampas (será así hasta hacer la cima del Tibidabo) pero éste tramo (y el último), será el único donde pisemos asfalto, ya que lo dejaremos rápidamente para pasar a caminos de tierra donde podréis estrenas las zapatillas trails que os hayan traído los Reyes (si habéis tenido esa suerte).


Una vez cumplido el primer km y después de una última rampa brutal, nos encontramos una cadena que parece advertirnos de la linde la ciudad y que nos adentramos en los terrenos de los jabalíes y las moutain bike.(foto)

Ahora tomamos una decisión, estamos en la puerta de atrás de la Carretera de les Aigües, si giramos a la izquierda nos dirigiremos al Pla dels Maduixers cómo el 90% de los runners de la zona. En cambio si seguimos subiendo, habrá que coger aliento para afrontar la primera subida montañera que nos encontraremos. Eso sí, merecerá la pena.

Cumplimos el segundo km en plena subida, antes de llegar a unas pequeñas casas aisladas. Tramo duro en el que es difícil no ponerse a caminar. Una vez superado, cruzamos una nueva cadena y nos encontramos ante un cruce en el que nos desviaremos a la derecha en dirección a los Vivers de Can Borni, construidos en motivo de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 como jardín de aclimatación de plantas de todo el mundo.

En éste tramo precioso, el camino se ensancha y el % de subida se relaja. En un día típico de afluencia al Parque de Collserola nos encontraremos las primeras bicicletas, de las que seguramente, daremos buena cuenta de ellas….

Llegamos al km 3 donde se abre el camino para dar paso a una explanada que cruza con la Carretera de l’Arrabassada. Recuperamos las piernas en bajada siguiendo el lateral de la carretera y la cruzamos al ver la entrada de un sendero que parece sacado de algún libro de Tolkien. (foto)


Una vez dentro de éste estrecho sendero disfrutamos de un tramo espectacular, y más teniendo presente que estamos a 25 minutos corriendo de la ciudad de Barcelona.

 

El km 4 nos deja en el cruce del sendero con el camí de Sant Cugat (giro a la izquierda) hasta llegar a la Colònia Tibidabo, (foto) pequeño conjunto de casas unifamiliares de estilo modernista que se empezó a construir en 1912, a raíz de la nueva actividad de la zona: Observatori Fabra (1904), temple del Sagrat Cor (1902) y el Parc d’Atraccions (1901).

Una vez pasadas las casas nos enfrentamos al último escalextrix (foto) que nos lleva al mirador del Parc d’Atraccions, punto más alto de nuestra ruta (casi 500m) y km 5.

Perfecto lugar para relajar un poco las piernas, beber agua y disfrutar de una excelente vista panorámica de Barcelona y sus alrededores.

Una vez recuperados, bajamos por el mismo escalextric hasta encontrarnos el parking del tibidabo, a la izquierda una calle nos lleva hasta una maceta detrás de la cual ¡sorpresa! se esconde el sendero que nos llevará a emprender la bajada.

Bajamos cruzando la calle asfaltada y nos colamos por la entrada del sendero al lado del puente, a partir de aquí el camino se vuelve técnico, por lo que toca levantar rodillas e ir lo más ligero posible. Cruzamos otra calle asfaltada y seguimos bajando por el sendero a base de saltos zigzag. Hemos pasado el km 6.

Llegamos de nuevo a la Carretera de les Aigües, (hemos bajado la mitad del desnivel en poco más de un km), recuperamos nuestros cuadriceps maltrechos unos metros en sentido el Pla dels Maduxers, y empezamos a bajar de nuevo por un sendero (km7) que nos hará llegar al pie del Funicular de Barcelona, situado en la Plaça del Doctor Andreu, (promotor de toda la zona).

El Funicular conecta la plaza con el Parc d’Atraccions (1152m), y su fecha de construcción es del 1901. Allí mismo parte también en dirección contraria el conocido como Tramvía Blau, (inaugurado en la misma fecha) que nos acerca hasta la Plaza Kennedy y los Ferrocarrils Catalans.

Una vez en la plaza, entramos por la puerta del Parc de la Font del Racó y bajamos por senderos de tierra hasta l’Avinguda Tibidabo, volviendo al asfalto y conectando al cabo de unos pocos metro con el lateral de la Ronda de Dalt, que seguimos hasta pasar el km8 (gasolinera) para llegar así a nuestro punto final (e inicio) de la ruta.

Esperamos que os guste la ruta propuesta y nos contéis vuestras experiencias y el tiempo empleado en hacerla…

Compartir

Te puede interesar...

3 Comentarios

  1. La subida la hago a menudo, el tramo más vertical es muy guapo. Aunque la subida a Sant Pere Màrtir desde Sant Joan de Déu es mucho más vertical, sostenida y dura. Esa si que es buena!

  2. David no m’ha costat molt trobar-te. Tu ja saps que aquesta no és la pujada Kilian al Tibidabo. Recordes la ruta bona? un cop et vaig portar. Ah! i un cop entres al petit parc, només travesses l’asfalt per agafar el camí que surt de la mateixa cantonada del funicular!!! Ein???

    Una abraçada

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad