La acreditación de vivencia o fe de vida, es una documentación que deben presentar los jubilados y pensionistas de la Seguridad Social que residen fuera de España. Así, las personas que sean beneficiarios de una pensión no contributiva, deben demostrar cada año que siguen con vida y que, por lo tanto, mantienen el derecho a percibir el subsidio que corresponde.

Los pensionistas que tendrán que presentar su fe de vida antes del 31 de marzo de 2024 si quieren cobrar la pensión (leer noticia)