Ewan despega en el impasse

El corredor del Lotto se llevó la etapa en el masivo sprint final

Jornada de transición sin cambios sustanciales en la pugna por el maillot amarillo

Caleb Ewan se impuso en el sprint final de la etapa 16 del Tour de Francia 2019
Caleb Ewan se impuso en el sprint final de la etapa 16 del Tour de Francia 2019 | AFP

Avanza el Tour sin que nada parezca avanzar, pendientes todos de la llegada este jueves a los Alpes. Temidos y deseados, solo una certeza rodea sus cumbres inexpugnables: de ellas descenderá el nuevo campeón de la 'Grande Boucle'. Y de mientras, Caleb Ewan se impuso este martes en el masivo sprint final de una etapa llana con salida y llegada en Nimes. Segundo triunfo para el australiano en la presente edición.

X. Serrano

Fue una jornada de calor asfixiante, la más adversa de la presente edición, con temperaturas alrededor de los 37 grados y un cielo barrido de nubes. Sobre el asfalto hirviente despegó Ewan partiendo de una posición poco favorable en el tramo definitivo. El corredor del Lotto Soudal tiró de explosividad para superar VivianiGroenewegen Sagan sobre la línea de meta. 

En multitudinaria estampida acabó una etapa previsible y sin grandes cambios en lo alto de la general, apenas alterada por la escapada temprana de cinco aventureros neutralizados a dos kilómetros de la gloria. Por desgracia, un día 'a priori' tan insulso se cobró la baja del líder del Astana, Jakob Fuglsang. El que era noveno clasificado de la general cayó a 27 km del final y abandonó la carrera aquejado del hombro. 

Tregua a los favoritos y regalo para los sprinters

Superados los Pirineos y la segunda jornada de reposo, el pelotón acometió una jornada de transición. 177 kilómetros prácticamente llanos entorno a Nimes, la última oportunidad para los sprinters antes de los Campos Elíseos. En el horizonte, la media montaña del día siguiente y los decisivos tres días en la cúspide de los Alpes. Se antojaba, por tanto, como un día de tregua para los aspirantes al maillot amarillo. 

También como una etapa propicia para las escapadas tempranas y las llegadas en masa. Los corredores interpretaron el guión a la perfección. Paul Ourselin (Total Direct Energie), Lukasz Wisniowski (CCC Team), Lars Bak (Dimension Data), Stéphane Rossetto (Cofidis) y Alexis Gougeard (Ag2r La Mondiale) protagonizaron una huída prematura y prolongada, pero sin opciones de éxito.

Siempre al alcance del pelotón, con ventajas inferiores a los dos minutos. Conservadores ante el desgaste venidero, los equipos con aspirantes al maillot amarillo apretaron los dientes ante la posible formación de abanicos, mirando de reojo a sus oponentes pero sin decidirse a atacar.

Ante tal sopor, al espectador no le quedó más remedio que conformarse con la espectacular imagen del grupo cruzando el Pont du Gard, acueducto romano de 2.000 años de antigüedad. Preciosa postal. 

Hasta que dos km del final las emociones se dispararon. Tras su titánico esfuerzo, la fuga fue neutralizada y los sprinters afilaron los cuchillos. En un desenlace a mil revoluciones, Ewan se impuso sobre la línea de meta a VivianiGroenewegen Sagan. Y un día más Julian Alaphilippe retiene el maillot amarillo a la espera de que los Alpes dicten sentencia. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil