De Borg en el cine a Borg en la pista

Leo Borg quiere seguir los pasos de su padre Bjorn. En Marbella buscaba sus primeros puntos ATP pero perdió en primera ronda

Interpretó a su progenitor en 'Brog-McEnroe la película', en la etapa de adolescente

Leo tiene un tenis más agresivo que su padre
Leo tiene un tenis más agresivo que su padre | sport

No es fácil de por sí llevar un apellido del peso de Borg. Si además tu físico te delata y todo el mundo te relaciona con tu famoso padre, puede convertirse en un problema, pero si encima pretendes dedicarte al tenis como tu progenitor, entonces ya es inevitable buscar recursos para sobrevivir a todo ello.

Leo Borg, a sus 17 años, está intentando hacerse un hueco en el mundo del tenis y para ello entrena duro cada día. Incluso ha trabajado ocasionalmente en la Rafa Nadal Academy, donde pretende en un futuro establecer su centro de entrenamiento.

Este martes perdió en la primera ronda del Challenger de Marbella, donde buscaba de sus primeros puntos ATP, ante el japonés Taro Daniel quien le ganó por un contundente 6-1 y 6-2.

Pero si alguien sabe lo duro que es dedicarse al tenis este es Leo, quien seguro que su padre le ha explicado todo lo bueno de este mundo, pero también lo malo, que es mucho, sobre todo para Bjorn Borg, quien con tan solo 26 años decidió retirarse porque no era feliz.

Interpretando a su padre

Leo lo sabe perfectamente porque incluso interpreta a su padre en el film ‘Borg-McEnroe, la película’. Lógicamente su papel transcurre en la adolescencia de Bjorn, etapa muy dura para el tenista sueco.

Aún así, Leo quiere probarlo y asegura que no es imposición de su padre sino una elección propia. Desea ser tenista profesional y sigue dando pasos para conseguirlo.

Estilos diferentes en la pista

Considera que no se parece a su padre como tenista: “Él era un jugador defensivo, pasaba bolas, yo soy agresivo. Son dos estilos muy diferentes”, reconoce en una entrevista en el diario Marca. Más diferencias: pese a su parecido físico, Leo descarta la famosa cinta en el pelo de su padre y usa una gorra al revés.

Siempre vivirá bajo la sombra de su apellido, pero su cabeza está preparada para ello y para llevarlo con la presión necesaria, ni más ni menos. Leo cree en él y en sus posibilidades. Interpretó a su padre en el cine, pero en la pista quiere ser él mismo. Los genes los tiene.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil