La seguridad del Medusa Festival evita el linchamiento de un joven tras ser acusado de pinchar a una chica

La seguridad del Medusa Festival evita el linchamiento de un joven tras ser acusado de pinchar a una chica

| M. A./I. C./J. G.

La Guardia Civil descarta que se trate de un intento de sumisión química al comprobar que el sospechoso solo portaba un tornillo

El equipo de seguridad del Medusa Sunbeach evitó el pasado fin de semana el linchamiento de un joven al que otros acusaban de pinchar a una chica la misma noche en la que se tuvo que desalojar el recinto tras el vendaval que levantó parte del escenario y de la entrada y provocó un fallecido y cerca de 40 heridos. Según ha podido averiguar este periódico el joven llevaba un tornillo y fue sacado del recinto por los efectivos de seguridad para preservar su integridad personal.

Tal y como se puede ver en el vídeo, varios de los asistentes intentaron agredir al joven presunto autor del pinchazo y fue necesaria la intervención del personal de seguridad del festival para sacar al sospechoso y evitar que lo lincharan. La Guardia Civil no tiene por el momento constancia de ninguna denuncia por intento de sumisión química aunque la seguridad del recinto activó el protocolo esa misma noche después de que varias jóvenes aseguraran haber notado un pinchazo.

Una de las víctimas tuvo que ser trasladada a un hospital al sentir mareos y desorientación. No obstante, al juzgado todavía no ha llegado ninguna información sobre los hechos y las investigaciones de la Guardia Civil apuntan que se trataría de un joven que utilizando un tornillo habría pinchado a alguna de las asistentes al festival, aprovechando la histeria colectiva y aumentando el pánico de forma intencionada tras las denuncias de las últimas semanas.