Detenido en Barcelona un hombre que había ingerido 57 bolas de cocaína

Fue atendido en un hospital porque una de las bolas estalló y requirió una intervención quirúrgica de urgencia | Tras varios días en coma, agentes de los Mossos d'Esquadra le comunicaron que quedaba arrestado

Bolas de cocaína que un detenido por los Mossos llevaba en el estómago.
| MOSSOS

Guillem Sánchez

Los Mossos d'Esquadra han arrestado a un hombre que se había tragado 57 cápsulas que contenían cocaína con el objetivo, presumiblemente, de entrar en España sin ser detectado en ninguno de los controles aeroportuarios. Se trata de una persona de 39 años y de nacionalidad española.

El pasado 7 de enero, la doctora de una hospital de Barcelona llamó al teléfono de emergencias 112 para avisar de que estaban atendiendo a un paciente que tenía en el estómago entre 50 y 60 bolas que posiblemente eran de cocaína. El hombre había llegado para ser tratado de una grave intoxicación. Los médicos lo sometieron a diversas pruebas médicas. Durante un examen radiológico, aparecieron las bolas alojadas en su interior.

En el hospital intentaron que las expulsara por su cuenta pero no lo lograron. Finalmente, y porque su vida corría serio peligro, se procedió a practicarle una intervención quirúrgica. Gracias esa cesárea, los sanitarios pudieran extraer de su estómago, mientras el hombre se hallaba inconsciente en la camilla del quirófano, hasta 57 cápsulas. En total, y a la espera de que lo confirme el laboratorio, se recuperaron 388 gramos de cocaína.

Tras pasar varios días en coma debido a la grave afección que le provocó el estallido de unas de las bolas en su interior, el hombre despertó y se recupera del episodio. Fue también entonces cuando los agentes de los Mossos le comunicaron que iba a ser arrestado por un delito contra la salud pública. Los policías, además, han abierto una investigación que deberá aclarar de dónde había sacado esa droga y a dónde se dirigía con ella.

Las llamadas 'mulas', personas que ingieren droga en cápsulas como este hombre o que la introducen por orificios como el ano o la vagina, acostumbran a ser usadas por organizaciones criminales que explotan su vulnerabilidad para que acepten viajar en vuelos transoceánicos escondiendo droga en su cuerpo a cambio de un precio reducido. Se trata de una actividad que puede entrañar mucho riesgo para su salud, o incluso de muerte, como ha estado a punto de ocurrir con el hombre ahora detenido por los Mossos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil