El acusado de grabar a policías en un piso de Palma mantiene que no podían entrar

La fiscal rebaja a dos años la petición al procesado por calumnias y las acusaciones le pide tres años por desobediencia grave

Vídeo viral que recoge la entrada de los policías en un piso de la avenida Gabriel Roca.
| Youtube

Lorenzo Marina

¿Hubo o no hubo consentimiento para que agentes de la Policía Nacional entraran en un piso de Palma durante una fiesta en la fase más dura del confinamiento por el estado de alarma? El acusado de grabar a los funcionarios en un vídeo, que se tornó viral, ha negado este lunes que los policías tuvieran permiso para traspasar el umbral en el juicio que se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 6 de Palma. Mientras, los agentes actuantes aseguraron que contaron en todo momento con la autorización del morador.

El acusado, durante el juicio celebrado ayer en Vía Alemania. | L. Marina

La fiscal ha rebajado a dos años de prisión la petición para el procesado al entender que solo habría incurrido en un presunto delito de calumnias. Mientras, las acusaciones particulares, en representación de los agentes intervinientes, han reclamado la pena, por un lado, de un año y ocho meses por ese delito y desobediencia grave. Mientras, la otra parte acusatoria ha elevado su solicitud hasta los tres años de prisión al considerar que concurrían delitos contra la propia imagen e injurias.

Los hechos que se han enjuiciado este lunes tuvieron lugar la madrugada del 9 de mayo de 2020 en un domicilio de la avenida Gabriel Roca, en plena fase cero del confinamiento por el estado de alarma debido a la pandemia de la covid-19. En el interior del inmueble se estaba celebrando una fiesta de cumpleaños y algunos vecinos llamaron a la Policía Nacional para denunciar el incumplimiento de las restricciones sanitarias.

Un total de cinco agentes, dos uniformados y tres de paisano, se personaron en la vivienda ante el requerimiento de los vecinos. A partir de este momento las versiones difieren diametralmente. Los policías actuantes han sostenido este lunes ayer que en todo momento contaron con el consentimiento del morador para acceder al interior e inspeccionar las otras estancias. Por el contrario, el acusado ha negado taxativamente que existiera tal permiso y ha afirmado que había oído a su amigo, el morador de la vivienda, negarles la autorización para adentrarse en el inmueble donde se estaba celebrando una fiesta de cumpleaños.

"Solo hasta el salón"

Por su parte, el residente en dicho piso de la avenida Gabriel Roca ha puntualizado durante su declaración ante la sala que solo permitió a los agentes que "pasaran solo hasta el salón, no para que registraran todo el piso".

Los agentes intervinientes encontraron a los participantes en la fiesta de cumpleaños escondidos en los sitios más dispares. Alguno estaba debajo de la cama y otros se habían metido dentro del armario y fueron saliendo paulatinamente.

El acusado grabó en vídeo, con su teléfono móvil, la actuación de los agentes al entrar en la vivienda. "Me dijo (el morador) que él no les había dejado pasar y les grabé. Para mí eso es un delito", ha recalcado. El procesado ha reconocido que lo envió a un grupo de Whatsapp, pero ha negado haberlo subido a las redes sociales.

Durante la vista celebrada ayer en los Juzgados de Vía Alemania han asistido representantes de los sindicatos policiales CEP y Jupol para arropar a los agentes actuantes en el polémico registro en una vivienda de la avenida de Gabriel Roca. Las organizaciones policiales han calificado de "impecable" la actuación policial.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil