Sanidad abre la vacunación de refuerzo a los mayores de 18 años

La Comisión de Salud Pública reduce el periodo entre la segunda y la tercera dosis a cinco meses

| Agencia ATLAS | Foto: EP

Patricia Martín

La variante ómicron ha provocado este jueves un nuevo giro de guion en la estrategia contra el coronavirus. La Comisión de Salud Pública, en la que están presentes el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, ha reducido de seis meses a cinco meses el tiempo que tiene que transcurrir entre la segunda y la tercera dosis y ha abierto la vacunación a los mayores de 18 años para tratar de frenar la sexta ola. Ambas medidas están relacionadas dado que los menores de 40 años (salvo los vacunados con AstraZeneca y Janssen, que llevan semanas incluidos en los grupos a inmunizar de nuevo) no cumplirán con el intervalo de seis meses hasta, al menos, el mes que viene y de ahí en adelante (de mayor a menor).

Pero con el cambio introducido las autonomías pueden comenzar la inoculación de las dosis de refuerzo en los más jóvenes cuanto antes para tratar de paliar, en la medida de lo posible, los efectos graves de la Covid en las personas menores de 40 años, el colectivo más reticente a la vacunación. Según los datos del miércoles, el 79% de los treintañeros tiene la pauta completa y el 81% de los veinteañeros, porcentajes superados en unos 15 puntos por los mayores de 40 y en unos siete puntos por los adolescentes (de 12 a 18 años).

La vacunación se abrirá de forma ordenada por cohortes de edad y priorizando a las personas en condiciones de riesgo y a aquellas que hace más tiempo que recibieron las dos primeras dosis, según ha acordado la Comisión de Salud Pública.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha defendido la necesidad de acortar el tiempo entre dosis con el argumento de que está en consonancia con las medidas adoptadas por los países del entorno, con la "respuesta estratégica" frente a la sexta ola y con la evidencia científica. De hecho, numerosos estudios, entre ellos uno realizado por el Ministerio de Sanidad junto a la Agencia del Medicamento y al Instituto Carlos III, apuntan que los anticuerpos de las dos primeras dosis de Pfizer y Moderna (de ARNm) comienzan a decaer a partir de los cinco meses. De ahí que la ponencia de vacunas, el grupo de expertos que asesora a Sanidad, haya decidido reducir el intervalo y esta medida haya sido apoyada este jueves por la Comisión de Salud Pública, según ha precisado Darias.

El informe diario de vacunación señala que casi el 60% de los mayores de 40 años han recibido el pinchazo de refuerzo. El porcentaje sube al 65% de los vacunados con Janssen (de cualquier edad) y al 76% de los inmunizados con AstraZeneca.

Las personas que se hayan contagiado en la sexta ola deberán esperar al menos un mes desde que dieron positivo y luego podrán vacunarse, una vez transcurridos cinco meses si las primeras vacunas fueron de Pfizer o Moderna y tres meses si fueron de Janssen o AstraZeneca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil