Vinicius rescata a un Real Madrid que jugó con fuego

El equipo blanco volvió a carecer de efectivdad con Jovic de titular y que falló sus tres ocasiones

Vinicius salió en un triple cambio y marcó en un error clarmoroso de la defensa del Valladolid

El Real Madrid sumó su primera victoria en el Alfredo Di Stéfano en un partido ante el Valladolid que recordó mucho a los que le dieron el título en el tramo final de la pasada temporada. El equipo fue muy plano, funcionando solo a base de contadas inspiraciones individuales y manteniendo con uñas y dientas el único gol del partido, obra de un Vinicius que tuvo que salir al rescate en la segunda mitad.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

RMD

1-0

VAL

Real Madrid

Courtois; Odriozola (Carvajal, 57'), Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Valverde, Modric, Isco (Asensio, 57'); Benzema (Borja Mayoral, 87') y Jovic (Vinicius, 57').

Real Valladolid

Roberto; Hervías, Bruno, Javi Sánchez, Raúl Carnero; Óscar Plano, Míchel (El Yamiq, 87'), Fede San Emeterio (De sousa, 64'), Waldo (Guardiola, 74'); Orellana (Kike, 63') y Weissman (Toni Villa, 74').

Goles

1-0, Vinicius (65')

Árbitro

Soto Grado (riojano). TA: Casemiro /78'), Marcelo (90') / Bruno (71')

Incidencias

Alfredo Di Stéfano, de Valdebebas. Partido disputado a puerta cerrada por el protocolo del Covid-19

Zidane mantuvo su apuesta de Jovic en punta y, en esta ocasión, el retoque principal estuvo en la medular con la entrada de Isco por el lesionado Kroos, mientras que los laterales debían ser más profundos con Odriozola y Marcelo.

El Real Madrid, sin embargo, volvió a carecer de frescura en su juego. El Valladolid se plantó muy bien sobre el terreno de juego, juntando mucho las líneas, y buscando sorprender con rápidas combinaciones.

Jovic no acierta

En una de ellas, Weissman inquietó a los blancos con un remate en semi fallo, pero fue el Madrid quien estuvo más cerca de marcar en dos acciones aisladas. La primera llegó con una arrancada de Marcelo y un disparo final de Valverde, que obligó a Roberto a una prodigiosa intervención para despejar la pelota. En la segunda, el propio Valverde se marchó por velocidad y dejó un balón de oro a Jovic, quien empalmó con la zurda a escasos centímetros del poste.

Jovic se lamenta de una ocasión perdida | EFE

Pasados estos dos sustos, el Valladolid controló y en algunas fases se le vio muy cómodo. No hacía daño, pero era capaz de tener fases de dominio y, cuando perdía la pelota, cerraba bien los espacios.

Solo Modric

El Madrid solo encontraba la luz con las apariciones de Modric. El croata, pese a sus 35 años, aún es el futbolista con mejor criterio en la medular blanca. Isco está a años luz de su mejor nivel, jugando muy lento y con conducciones intrascendentes. Los pases de Modric y las irrupciones con fuerza de Valverde eran los únicos argumentos de los blancos.

Fue en otra acción clarividente de Modric cuando habilitó a Jovic, pero el ariete disparó al lateral de la red. Al bosnio se le vio con mayor soltura que ante el Betis, si bien el punto de mira sigue desviado. Benzema jugó entre líneas, donde no encontró espacios entre la tela de araña pucelana. El partido era sosegado y el Valladolid probó de sorprender con disparos de Orellana y Waldo antes de llegar al descanso.

Roberto salvador

El Madrid quiso agitar el encuentro en la reanudación y dispuso de una clarísima ocasión con un cabezazo de Jovic, que tuvo una respuesta increíble debajo de Roberto. El rechace cayo a los pies de Casemiro, quien envió la pelota al larguero. 

El Valladolid se salvó por los pelos y reacciono con valentía. Waldo acarició el gol y aún más claro lo tuvo Weissman en una arrancada que culminó con un tiro cruzado que obligó a Courtois a sacar una gran mano.

Triple cambio decisivo

Zidane se alertó por estos avisos y realizó un triple cambio. Asensio, Vinicius y Carvajal entraron por Jovic, Isco y Odriozola. El técnico quería más velocidad e intensidad. La apuesta fue exitosa ya que el Madrid consiguió abrir el partido. El Valladolid empezó a dudar y un doble error del central Bruno fue letal. Tras perder el balón en un intento de pisar la pelota cerca del área, lo quiso corregir con un mal despejo que habilitó a un Vinicus que se encontraba más avanzado y permitió al brasileño marcar con facilidad.

El Valladolid se encontraba con un gol en contra y debía alterar el plan. No le valía con aguantar atrás y debía abrirse. Courtois se erigió entonces en el salvador blanco. Raúl Carnero y Waldo volvieron a dar trabajo al belga, mientras que Bruno cabeceó un córner con peligro.

Guardiola generó problemas

El Madrid respondió con un zapatazo de Benzema que Roberto repelió y Sergio González se la jugó con la presencia de Sergi Guardiola, juntándolo con Weissmann en punta. Dos delanteros para lanzarse a por el empate. El riesgo daba opciones al Madrid de contragolpear y una combinación entre Benzema y Vinicius pudo significar la sentencia. El Valladolid no se rendía y lo intentó hasta el final.

El Madrid tenía al Valladolid avanzado, pero no supo hilvanar acciones suficientes como para sentenciar. Solo acarició el tercero con un balón recuperado por Modric, que cogió despistado a Roberto, pero envió la pelota a la madera.

El Valladolid seguía con vida y peleó comandado por un Guardiola que se movía por todos los flancos del ataque, provocando faltas o generando juego para sus compañeros. Los de Sergio González dispusieron de varias jugadas a balón parado y centros laterales para buscar el empate, si bien el Madrid supo defender bien su área.

Perpetrados en el área

Sergio Ramos y Varane despejaron el peligro con contundencia y no había manera de pasarles por arriba. El Valladolid acabó encerrando a los madridistas, que tuvieron otra vez el tercer gol en una cabalgada de Vinicius, que quiso terminar con una vaselina que apenas se levantó del suelo. Una finalización un tanto grotesca, pero ya no había tiempo para más. El Madrid aseguró la victoria.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil