Expulsión surrealista de Akinfeev

Ovidiu Hategan, árbitro rumano, le mostró dos amarillas consecutivas en el descuento

El meta ruso protestó una falta de Varane sobre la defensa del CSKA en un remate fallido

El CSKA Moscú terminó con diez el partido | Mediapro

El Real Madrid no pudo ni contra diez. Lo cierto es que jugó contra diez el último minuto del tiempo de descuento tras una expulsión surrealista del colegiado rumano que dirigió el partido al meta Akinfeev. 

SPORT.ES

Todo ocurrió en pocos segundos, cuando un centro acabó con un remate de Varane que salió fuera. El central francés pudo cometer falta sobre el defensor ruso, que fue lo que provocó las protestas del guardameta del CSKA. Lo extraordinario fue que Ovidiu Hategan le mostró dos amarillas consecutivas, una detrás de la otra, para acabar mostrándole la roja. El intervalo entre una y la otra fue imperceptible, un bajar y subir el brazo sorprendente.

Ya habían pasado los cuatro minutos de añadido que había dado el colegiado cuando Varane remató fuera, pero el colegiado dejó seguir incluso después de la expulsión, alargando más de lo normal el encuentro, dando opciones de buscar el empate al Real Madrid, que se estrelló contra un buen equipo y, también, contra la madera hasta en tres ocasiones. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil