Al Real Madrid le quema el liderato

Los blancos acusaron la presión que el había metido el FC Barcelona en la víspera e hincó la rodilla ante el Betis

Para más inri, el KO madridista lo firmó un exculé, Cristian Tello

El liderato le quema al Real Madrid. El equipo que dirige Zinedine Zidane acusó la presión que le había metido el Barça en la víspera con su exhigua victoria ante la Real Sociead y salió vapuleado del Benito Villamarín. Ya le pasó hace quince días en el Ciutat de Valencia y volvió a pasarle ayer en el feudo del Betis. 

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

BET

2-1

RMA

Betis

Joel; Emerson, Batra, Sidnei, Àlex Moreno (Pedraza, 77'); Guardado, Edgar (Guido, 73'); Joaquín (Cristian Tello, 66'), Canales, Fekir; Loren.

Real Madrid

Courtois, Militao, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Mendy 59'); Modric (Fede Valverde, 79'), Casemiro, Kroos (Mariano, 69'); Lucas Vázquez, Benzema, Vinicius.

Goles

1-0 M.40 Sidnei. 1-1 M.45+2 Benzema, de penalti. 2-1 M.83 Cristian Tello.

Árbitro

González González (castellano leonés). TA: Guardado (74') / Marcelo (55')

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 27 de LaLiga Santander disputado en el Benito Villamarín ante 51.521 espectadores.

La imagen que ofreció la escuadra de Zidane fue la de un equipo con escasa convicción. Y el Betis le castigó con una derrota que pudo ser más contundente de no mediar un absurdo penalti en el descuendo de la primera parte que le permitió igualar el gol de Sidnei y coger aire. Y la falta de pegada de Joaquín. Para más inri, fue un exblaugrana el que ejecutó a los blancos, Cristian Tello... con su primer gol de la temporada.  

El Betis no tardó en detectar esa falta de espíritu blanca y se lanzó sobre la portería de Thibaut Courtois en oleadas. La movilidad de Joaquín, Canales, Fekir y Loren torturó a una defensa con poca solidez y nula ayuda del centro del campo.

Marc Bartra fue el primero en encontrar una grieta en la zaga visitante. El ex del Barça se encontró con un balón suelto dentro del área tras un rebote en Eder Militao a la salida de un córner, pero incomprensiblemente conectó un mal cabezazo arriba cuando lo más fácil parecía marcar.

Fue la señal que necesitaba el conjunto de Rubi para sacudirse los últimos temores que le quedaban. Canales y Fekir olieron la sangre y conectaron para poner a prueba a un gigantesco Courtois. El santanderino metió un balón en profundidad al de Lyon, que conectó una impresionante volea de primeras. Pero apareció la mano de Courtois para desviar a córner.

En pleno desconcierto madridista, Sidnei se sacó un derechazo que limpió las telarañas de la portería madridista, tras una acción embarullada que resumió el desbarajuste de la defensa blanca, con unas posibles manos de Casemiro dentro del área y un posible penalti de Sergio Ramos sobre Emerson.

El lateral que el Betis fichó en copropiedad con el FC Barcelona se convirtió en un atacante más, conectando una y otra vez con Joaquín.

El Real Madrid estaba contra las cuerdas pero acabó saliendo a flote en el tiempo de descuento y gracias a un penalti absurdo de Sidnei, que apenas tuvo tiempo de saborear la gloria. El brasileño soltó el pie dentro del área y derribo a Marcelo. Penalti claro que Benzema convirtió en el 1-1 justo antes del descanso.

Lejos de acusar el golpe, el Betis volvió de los vestuarios aún más convencido de doblegar al Real Madid. Los de Rubi se adueñaron de balón y llegaron en oleadas sobre el área visitante.

En una de ellas, Canales dejó solo a Joaquín en carrera. El del Puerto de Santamaría encaró la portería, regateó a Courtois, pero cuando tenía toda la portería para él, quiso darle el gol a Canales, propiciando que Modric interceptara el cuero para desesperación de todo el Benito Villamarín... y de los cules que seguían el encuentro por televisión.

El Real Madrid era un punching ball que solo se mantenía en pie por la clemencia verdiblanca. Y encima perdió a Marcelo, que se fue con un problema muscular después de ver una cartulina amarilla.

Lo que parecía un contratiempo acabó siendo una bendición para los blancos. Mendy dio más consistencia a la defensa el Real Madrid pudo empezar a sacudirse el asfixiante dominio local.

Joaquín tuvo que retirarse desfondado y eso también lo notó un Betis que comenzó a sufrir. El Real Madrid metió el miedo en el cuerpo con un zapatazo que se estrelló en el larguero.

Zidane vio el momento de dar el golpe y se la jugó con Mariano en lugar de Kroos, pasando a un 4-4-2 e invitando al Betis al intercambio de golpes. En esa dinámica, Guardado se sacó una volea viniendo desde atrás que salió rozando la escuadra.

Estaba claro que el que fallara lo iba a pagar y ese fue el Real Madrid. Benzema dio un mal pase a Sergio Ramos, Guardado interceptó el balón y sirvió para la carrera de Cristian Tello, que se plantó como una centella sobre la portería de Coutois para superarle en su desesperada salida.

El Real Madrid mordió el polvo y el Barça vuelve a comandar LaLiga Santander. Como tiene que ser.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil