City - PSG

La Superliga ya existe: es la Premier

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

La Superliga que quería montar Florentino ya existe. Y se llama Premier League. La superioridad del fútbol inglés en Europa resulta abrumadora. Sus cuatro equipos (Manchester City, Chelsea, Liverpool y Manchester United) ya están clasificados para los octavos de final de la Champions cuando todavía resta una jornada para acabar la primera fase. Y los cuatro son líderes de sus respectivos grupos. La Liga española, que había dominado la Copa de Europa con Madrid, Barça y Atlético, ha perdido protagonismo. Y de sus cinco clubs en liza, solo el Madrid tiene asegurado el pasaporte. Los otros cuatro (Barça, Atlético, Villarreal y Sevilla) corren serio riesgo de quedar ‘condenados’ a jugar la Europa League. O ni eso… 

El potencial de la Premier se está imponiendo a marchas forzadas, con cinco de ocho finalistas en los últimos cuatro años y dos campeones (Liverpool en 2019 y Chelsea en 2021). Y la razón de este éxito hay que buscarla, lógicamente, en el poder económico de estos clubs ingleses. Todos ellos en manos de multimillonarios. Como el jeque Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, viceprimer ministro de los Emiratos Árabes y miembro de la Familia Real de Abu Dhabi, que es dueño del Manchester City. Como Roman Abramovich, el magnate del petróleo ruso, propietario del Chelsea. Como la familia estadounidense Glazer, principal accionista del Manchester United. O como el holding Fenway Sports Group (también estadounidense), dueño del Liverpool. 

Es verdad que los amos de los principales clubs ingleses no son ingleses, pero eso parece preocupar poco o nada a sus aficiones, que lo que quieren es tener grandes jugadores y ganar títulos. Y eso, sin duda, lo están consiguiendo. Lo que, al mismo tiempo, supone una revalorización económica de su campeonato: los derechos de televisión de la Premier valen más de 17.000 millones de euros (11.600 los internacionales y 5.800 los locales). Una barbaridad que deja muy lejos a cualquier otra liga, entre ellas la española.

El fútbol inglés manda en Europa y solo el Bayern parece dispuesto a plantarle cara. El PSG, a pesar de tener el mejor tridente del planeta (Messi-Neymar-Mbappé), sigue sin despegar. Y los equipos españoles, pues eso: perdiendo protagonismo a pasos agigantados. Por eso los clubs de la Premier fueron los primeros en descabalgarse de la Superliga: no la necesitan. La tienen en casa. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil