El ciclo de Quique Setién en el Barça puede haber llegado a su fin

Esto va más allá de un entrenador

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

Leo Messi lo advirtió varias veces asegurando que con lo que tiene el Barça no les daba ni para ganar la Liga ni, evidentemente, para la Champions. Para el partido del Bayern se intentó vender una cierta euforia a pesar de que el mismo vestuario no creía en sus posibilidades. Y se vio en los primeros minutos cuando el Bayern ya les había pasado por encima. La superioridad fue tan abrumadora, que queda claro que esto va más allá de un entrenador. Setién será destituido de forma fulminante, tal y como le sucedió a Valverde, pero el problema es mucho más grave y viene de lejos. Y ya no puede esconderse. El Barça viene ya de ridículos europeos en París, Turín, Roma o Liverpool y la goleada de ayer no es más que la confirmación que el mejor Barça de la historia ha llegado a su final. Y, sí, por mucho que duela habrá que cambiar cosas. Evidentemente el entrenador, pero algunos futbolistas también han dado todo lo que tenían que dar, con muchísimo éxito, y ya no pueden seguir aquí.

DECISIONES INMINENTES

Una derrota de este calibre invita a decisiones fulminantes. Las primeras en el área deportiva. Va a caer gente y debe hacerse lo antes posible porque la Liga comienza dentro de muy poco. Y no se puede fallar. Debe llegar un entrenador que sea capaz de iniciar un nuevo ciclo y que tenga la potestad de dar las bajas que considere oportunas. Caiga quien caiga. Pep Guardiola lo hizo en su momento y fue capaz de iniciar el mejor ciclo de la historia. No queda otra que ser valiente y abrir puertas, aunque tengan claro que será complicado. La revolución que necesita esta plantilla vale mucho dinero y en año de coronavirus parece una quimera. Pero no hay otra solución.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil