Laporta

Los siete pecados capitales del Barça en la SuperLiga

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El gran damnificado del fiasco de la SuperLiga es por supuesto Florentino, pero a continuación viene Laporta que, incomprensiblemente para el barcelonismo, ha sido el más fiel aliado del presidente madridista. 

El naufragio del Barça en la SuperLiga empezó cuando Bartomeu anunció su creación en la misma rueda de prensa de su dimisión, treinta segundos antes de salir por la puerta y desaparecer. No hay peor forma de anunciar algo trascendente que hacerlo el mismo minuto en el que te vas: aquel primer disparate dio pie al segundo gran error, esta vez ya de Laporta, que se dejó convencer precipitadamente por Florentino y no supo hacer caso a los pocos que le dijeron que se estaba equivocando gravemente y le advertían con razón que los ingresos que prometía el presidente del Real Madrid eran una pura entelequia. El tercer error fue el catastrófico comunicado del Barça el lunes por la mañana, validando la entronización de Florentino como presidente mundial y, sobretodo, obviando que una decisión de este calado, sin precedentes en la historia del club, debía ser refrendada por los socios del club: fue solo al cabo de unas horas, viendo la magnitud del desastre, que la directiva empezó a filtrar que quizás (solo quizás) se pasaría por una Asamblea, pero cuando el club ya iba a remolque y desnortado.

El cuarto gran error fue ceder a la estrategia de Florentino, y para rematarlo dejar que el presidente del Madrid hablara en nombre del Barça en una grotesca aparición televisiva. El quinto error, que puede traer consecuencias graves, es haber enseñado la patita de una liga elitista y además destructiva que se contradice con los valores del ‘més que un club’ que quiere preconizar la institución. Si uno de los problemas ha sido no saber entrar entrar en la Superliga, el sexto gran error ha sido ni siquiera saber salir: la última ventana posible es la que abrieron los clubes ingleses la noche del martes, que Laporta también fue incapaz de aprovechar. El séptimo y de momento último error es que, como ya fue una constante en la era Bartomeu, la comunicación se ha dejado en manos de un tuit de Gerard Piqué y de una rueda de prensa de Koeman.

Lo peor es que estos siete pecados capitales (uno de Bartomeu y seis de Laporta) dejan al club tocado, con la marca Barça en una mala posición ante los aficionados de todo el mundo: si lo que se pretendía era debilitar la UEFA y Tebas, se ha conseguido justo lo contrario. Porque no hay duda de que hay que cambiar las reglas de juego del fútbol mundial, empezando por sus instituciones corruptas y avariciosas, pero la manera escogida para empezar la revolución, sin medir las fuerzas y con una comunicación propia de una tienda de ultramarinos más que de los que se supone quieren ser los líderes del deporte mundial, sitúa a los clubes rebeldes, y al Barça en particular, en una posición mucho peor de la que tenían hace solo cinco días. La única buena noticia para el Barça es que el más quemado de toda esta aventura es sin duda Florentino Pérez. Pero si Laporta sigue avalándolo en solitario y sin que nadie se explique el por qué, terminará por chamuscarse igual. 

MÉS QUE UN CLUB, El ‘fan’ unido jamás será vencido

EL fenomenal gatillazo de la SuperLiga dejará varios muertos por el camino, pero viene también con una buena noticia bajo el brazo: a lo grandes clubes no les ha parado la UEFA, también bajo sospecha, ni la FIFA ni LaLiga. Los ha derrotado la presión popular, sobretodo en Inglaterra, que ha asustado a los políticos, que a su vez han presionado a los clubes. La lección es histórica: por mucho dinero y poder que uno tenga, es imposible hacer algo contra las aficiones del mundo entero

MENYS QUE UN CLUB, Copa sepultada por la SuperLiga

Una de las cosas que producen más rabia en la ‘culerada’ de esta SuperLiga ‘fake’ es que ha tapado la extraordinaria actuación del Barça en la final de Copa. Han pasado solo cinco días y ya parece haberse esfumado la gran actuación de Messi con su prometedora sonrisa, y el que ha sido el primer título de Koeman y de la era Laporta. Cuando Messi dijo al final del partido que en esta temporada “sucederán todavía muchas cosas” ¿es que ya sabía el terremoto que iba a venir? 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil