Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça

Referéndum, elecciones y dos Champions

OPINIÓN

Joan Vehils

@jvehils

Pasarán cosas. A Bartomeu le queda poco más de un año al frente de la presidencia del Barça y no quiere desaprovechar ni un minuto de su mandato. Un año intenso en el que se celebrará un referéndum, unas elecciones, dos Champions y algunas cosas más... Vayamos por partes. Ahora, los esfuerzos de la Junta Directiva están centrados en buscar maneras de ayudar a combatir el coronavirus.

Desde todos los departamentos del club trabajan para ello pero uno tiene la sensación de que todavía falta una vuelta de tuerca más. Está bien la idea de disputar un amistoso en Igualada, ceder las instalaciones al Departamento de Sanidad u ofrecer el área de conocimiento del BIHUB a los científicos que luchan por conseguir la vacuna así como cursos on line para recaudar fondos en la lucha contra la pandemia, pero no es suficiente.

El Barça debe jugar un papel muy activo en toda esta crisis. En este aspecto, me parece una buena propuesta que en la próxima reunión de la Junta se estudie la forma de ayudar a aquellos socios que por problemas económicos tengan dificultades para pagar sus abonos. Sin embargo, y como esto va para largo, habrá que seguir estrujándose el cerebro para aportar nuevas ideas.

Luego, una vez pase todo este mal sueño, que pasará, habrá que cuadrar las cuentas. Las de la presente temporada y las de la siguiente. Un ejercicio complicado e impredecible. Nadie sabe hoy si se reanudará la Liga y la Champions, si habrá partidos a puerta cerrada o los ingresos que con estas variables entrarán a la tesorería. Por tanto, el cierre económico está en el aire y eso que el CEO, Òscar Grau, tenía previsto, hace unas semanas, presentar un superávit de unos 30 millones respecto al presupuesto de 1.047 millones de esta temporada.

Paralelamente a las medidas adoptadas contra el coronavirus y al tema económico, Bartomeu está obligado a confeccionar un equipo competitivo para la próxima temporada. Ficharán porque en el club ya se trabaja a fondo para reforzar el equipo. Quizá no se desembolsen las elevadas cifras de los fallidos fichajes de Coutinho o Dembélé pero la idea es traer a un crack. O a dos... O sea, a Neymar y a Lautaro.

Directivos y ejecutivos. La última reunión de Junta Directiva se esperaba movida y no pasó nada. Quizá el tema de la videoconferencia cortó a algunos. Veremos qué ocurre en la próxima cita porque a base de relacionarse a través de videollamadas la gente se va soltando...

Y digo esto porque Bartomeu solo podrá gobernar el club con cierta tranquilidad si se rodea de ejecutivos y directivos fieles. Ahora que ya nadie contempla elecciones adelantadas, sería un desastre que en este año que les queda no remaran todos en un mismo sentido. Por tanto, más pronto que tarde, Bartomeu deberá dar un golpe sobre la mesa. Eso sí, las personas próximas al presidente aseguran que se siente fuerte y que sabe mejor que nadie con quien puede contar . Veremos...

Dos Champions y elecciones. ¿Se imaginan que Bartomeu terminara su  mandato ganando dos Champions en una misma temporada? Sí, sí, lo que oyen. Una en octubre y la otra en mayo del 2021. Así se lo está planteando la UEFA. Parece un sueño o una frivolidad pero si la fase final de la actual Champions se celebra en octubre, sería una oportunidad para el Barça. Con Suárez recuperado y algún que otro fichaje quién sabe lo que puede pasar... 

Referéndum y elecciones. Cuánto más se atrase el referéndum peor para el Barça. Las obras no pueden empezar antes de que el socio apruebe los nuevos cambios y eso provocará que este verano no se mueva ni un ladrillo. Así que un año más de retraso por si no había poco... Por tanto, desde el club se contempla que en cuanto todo vuelva  a la normalidad pueda celebrarse el Referéndum. Miren. Tiempo habrá para hablar del tema pero el Barça necesita un Camp Nou nuevo tanto o más que  fichajes de nivel.

Respecto a las elecciones serán en mayo del 2021 sí o sí. Ahora ya hay otra opción. Es más, en cuando salga el calendario de la próxima temporada se podrá fijar la fecha exacta. Un día de partido en el Camp Nou y a final de próxima temporada. 

Un apunte sobre el Erte. Me cuentan que sin la intervención de Messi y Piqué difícilmente los jugadores hubieran aceptado la rebaja salarial del 70% de su rebaja salarial. Ejercieron de capitanes y convencieron al resto de la plantilla. Respecto a la nota, uno piensa que los futbolistas hubieran quedado como unos señores excluyendo el párrafo en que criticaban al club.

En unos momentos en que es obligado ser generoso no me parece correcto sacar a la luz los trapos sucios. Aunque las filtraciones fuesen interesadas o alguien del club les hubiese intentado poner en entredicho, ellos, los futbolistas, podrían haberse guardado sus críticas para otra ocasión. No son tiempos para reproches. Dicho queda. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil