Sport.es Menú
Sergio Ramos volvió a ser protagonista de una polémica acción

El karateka Ramos

OPINIÓN

Pere Mas

@peremas

Tampoco vamos a descubrir ahora la rueda al afirmar que Sergio Ramos es uno de los centrales más violentos del mundo. Sólo falta ver su palmarés de expulsiones en el que se incluye el triste honor de ser el más rojeado de la liga española. No es el único récord que atesora, también posee el récord oficioso de tolerancia arbitral. Quedó demostrado este miércoles cuando le rompió la nariz a Milan Havel sin que recibiera castigo alguno. Unos meses atrás también disfrutó de la comprensión de los colegiados cuando lesionó a Salah y le pegó un codazo a Karius en la final de la Champions.

Así las cosas, Ramos corrió a disculparse  en las redes sociales y ante Havel pero poniendo algunos parches “el tema de la nariz es un tema muy delicado”. No hubo  atisbo de autocrítica despachándose con un “no voy a cambiar mi forma de jugar porque ha sido una de las claves de mi éxito”. Y todo ello con una cierta complacencia de la canallesca capitalina como lo demuestra este comentario-pregunta “parece que se ha puesto de moda atacarte por todo”. Por suerte, Iturralde González puso los puntos  sobre las íes en Deportes Cuatro “no está disputando el balón, sube el codo para pegarle, es una conducta violenta, agresión”. Y mientras Ramos va pegando codazos, Solari va acumulando victorias y a lo mejor se acaba quedando el puesto. Por ahora los voceros mediáticos de Florentino están más que callados. Sospechoso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil