La renovación de Neymar con el PSG está estancada

El factor Neymar lo cambia todo

OPINIÓN

Joan Mª Batlle

Este verano no va a ser un mercado de grandes fichajes y grandes millonadas en el fútbol europeo. Los clubes están arruinados y no pueden pagar lo que los que quieren vender, que también están arruinados, pretenden cobrar. Ni las grandes estrellas que quedan libres tienen un mercado seguro, incluido Messi. Nadie puede pagar a Messi lo que gana en el Barça, ni siquiera lo que va a ganar, que será menos. ¿Y Sergio Ramos? Pues, ya lo ven: lleva cinco meses mareando la perdiz y no se hace con el supermega contrato que pretende embolsarse. El Barça sufrirá para colocar a Griezmann y Coutinho; el Madrid, que se olvide de sacar cuatro euros por Bale... Solo Haaland y Mbappé pueden romper las nuevas condiciones. Y aun así, con cantidades que, por muy altas que sean, nada tendrán que ver con las que se habrían barajado dos años antes. 

EL QUE FALTABA

En esas estamos cuando aparece Neymar. Con Neymar todo es imprevisible. De vendernos que era feliz en el PSG y que se llevaría a su amigo a Messi a París, a ser de nuevo infeliz y parar su renovación para alimentar el sueño de juntarse con Messi, pero en Barcelona. Podría ser. Desde luego, lo de Neymar en el PSG es una pesadilla. Después de su enésima lesión, el sábado le expulsaron en el partido en el que bien pudieron perder la Liga. En la Champions, no es descabellado pensar que el Bayern pueda eliminarles. Otro año frustrante, otro año sin oler el Balón de Oro... Es compresible que esté hasta el moño. Y esta vez, puede que también lo esté el jeque de él. No es ciencia ficción que se le pueda abrir la puerta del Barça. Esto lo cambiaría todo. Si Laporta ficha a Neymar, no vendrá Haaland, pero podría ser perfectamente el recambio del brasileño en el PSG, que necesitaría un golpe de efecto y tiene dinero para ello. A la vez, si los franceses traspasan a Ney, seguro que no dejarán escapar a Mbappé, con lo que el Madrid se quedaría compuesto y sin novia. Para el Barça sería la carambola perfecta. Con esto y Depay, tendría a Messi y Koeman felices, una delantera de muchos quilates y al Madrid sin posibilidad de rearmarse. Es una posibilidad, aunque esto está lleno de piratas filtrando según les convenga a sus comisiones. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil