¿Cómo debe ser la vida sin Messi?

¿Cómo debe ser la vida sin Messi?

Guillem Balagué
El peor club del mundo hace esta increíble oferta a Messi
El peor club del mundo hace esta increíble oferta a Messi  | Google

De repente me he imaginado LaLiga sin Leo Messi. Pasará un día porque el fútbol, que todo lo puede, no ha aprendido todavía a ralentizar el reloj, pero oír a Javier Tebas plantear esa posibilidad este mismo verano me ha dejado en shock. ¿Se está haciendo todo lo posible para que no ocurra? Todas las partes insisten que es así. LaLiga marca los límites y seguramente estará en contacto cercano y continuo con el Barcelona para confirmar que se hará el hueco necesario que impida su marcha. 

No hay duda de que la audiencia internacional nos mira cada vez más y con más atención. No es un estudio científico pero ayer me crucé con cuatro chavales ingleses que, después de hablar del (no) penalti de Sterling, me han preguntado preocupados si Messi se va del Barcelona. Lo hemos discutido y he continuado la conversación: ¿qué más sabéis de LaLiga? Y me hablaron de la marcha de Sergio Ramos y de la magia financiera que el Barcelona tendrá que hacer para seguir siendo competitivo

Me da que para poder darle la vuelta a esa lista de malas noticias y recordarles a todos que nuestra liga sigue siendo la más competitiva de Europa, que nos quedan el Madrid, el Barcelona, el Atlético, que tenemos la clase media de más calidad del continente, habrá que construir un relato suficientemente atractivo e insistir en ello. La marcha de Messi nos dejaría un poco huérfanos un buen rato.

El Barcelona está mirando debajo de los sofás en busca de ingresos o ideas que les permita cumplir con la promesa que hizo Joan Laporta de mantener al argentino. Pero por lo que se está dejando caer, no existe la solución perfecta. Como hay que seguir intentando cien cosas y que se ajuste todo, cabe incluso la posibilidad lejana de que se llegue al inicio de temporada (dos semanas antes del cierre el mercado) con un Messi sin contrato. El Barcelona hará todo lo posible para impedir que se produzca esta situación tan comprometida que nadie desea.

¿Y qué está Leo haciendo para poder seguir en el club? Para empezar, ha aceptado bajarse el sueldo a la mitad. Inténtenlo ustedes. Ah, que él cobra más. Ya, pero dejará de cobrar la mitad. Como digo, imaginen que les proponen eso y lo que dirían. Ahí queda el esfuerzo del argentino. Habrá quien diga que no es suficiente. Igual se le podría convencer para que redujera algo más sus ingresos. Pero al final, la pregunta que queda es la que de momento nadie se atreve a plantear: ¿Y si, después de todo, no salieran los números?

Temas