Los ‘cocos’ de la Premier, ¿son tan cocos?

Los ‘cocos’ de la Premier, ¿son tan cocos?

Marc Menchén
Raheem Sterling encara durante el partido ante el Leicester City
Raheem Sterling encara durante el partido ante el Leicester City | EFE

El gran peligro para Barça y Real Madrid es la Premier League. Literal. Y es cierto. No sólo por la capacidad inversora de sus equipos, que es mucha, sino también por el atractivo de jugar en Inglaterra y la tensión competitiva de que haya seis aspirantes al título cada año y no sólo dos o tres. Ahora bien, ¿son una amenaza real en cuanto a poder para ofrecer sueldos astronómicos? Sí y no.

Sí, porque son grandes potencias con una moneda más fuerte que el euro y una tributación algo más baja, algo que les permite ofrecer ya de entrada un sueldo más alto en comparación con el resto de Europa; además, la mayoría no sacrifica rentabilidad para sostener una oferta polideportiva como las de los conjuntos españoles. Y no, porque la realidad de los datos es que no siempre gastan más en sueldos que los de aquí.

Estas últimas semanas han ido publicándose las cuentas anuales de algunos de los miembros del denominado Big Six, y la realidad es que sí, gastan mucho dinero en plantilla, pero no más que Barça o Madrid. Empecemos por aquí. En 2020-2021, los blaugranas destinaron 396,5 millones de euros al pago de nóminas, entre la sección de fútbol y estructura corporativa, por los 371,8 millones de los blancos.

Crucemos el Atlántico y vayamos a las islas británicas. El Chelsea FC pagó 334,4 millones de libras, que al cambio vendrían a ser unos 400 millones de euros, muy influenciada por las primas de ganar la Champions League. El Tottenham Hotspur no llegó a los 250 millones de euros, mientras que el Manchester United pagó 386,3 millones y el City abonó 424,8 millones de euros. Al tipo de cambio, eso sí, devils y citizens pagaron menos que Barça y Madrid en sus respectivas monedas.

Ahora vayamos a las amortizaciones, donde sí puede apreciarse que los ingleses tienen más poderío. El claro ejemplo es el City, que en 2020-2021 destinó 164,4 millones de libras (196,8 millones de euros) a amortizar fichajes, o el Chelsea, que tras un año sin fichar destinó la friolera de 218 millones a este fin. El United, antaño otro de los agitadores del mercado, destinó 149 millones de euros.

¿Mucho o poco? El Barça alcanzó su cifra récord en 2019-2020 con 167 millones de euros, aunque jamás se superaron los 100 millones anuales por este concepto hasta que se quemó la caja obtenida por Neymar. Caso distinto es el del Madrid, más animado a traer talento de fuera, y que en las últimas dos temporadas ha destinado unos 158 millones a asumir el impacto de estas incorporaciones. Conclusión: nada como la libra y tener financiación barata de tu dueño para competir.

Temas