Canteranos: salid, jugad y disfrutad

Canteranos: salid, jugad y disfrutad

Bojan Krkic
Ilaix celebró el gol junto a Messi, que le dio la asistencia
Ilaix celebró el gol junto a Messi, que le dio la asistencia | AFP

No hay más que ver la última lista de la Selección Española Sub-21 para comprobar que el estilo Barça sigue nutriendo a buena parte del fútbol nacional. Los azulgranas Óscar Mingueza y Riqui Puig han entrado en la lista de Luis de la Fuente para disputar la fase de grupos del Europeo Sub-21 de Hungría y Eslovenia. Pero en la convocatoria hay también otras muchas connotaciones culés con la presencia de los canteranos Josep Martínez, Marc Cucurella, Juan Miranda, Mateu Morey, Jorge Cuenca y Abel Ruiz. Todos ellos visten o han vestido la camiseta del FC Barcelona en algún momento, por ello, saben lo que es el club, su exigencia mediática y también su facilidad para ensalzar y olvidar nombres y apellidos. 

Por edad, cada uno de esos jugadores sigue en periodo de formación, por lo que es importante que sean capaces de centrarse en lo que realmente está en sus manos: disfrutar del fútbol y de la experiencia. Desgraciadamente no siempre es así. No conozco en exceso el entorno de otros equipos, pero en el caso del FC Barcelona, sí sé que existe una explosión mediática con todos aquellos que se acercan a las puertas del primer equipo que, en ocasiones, puede sacar al jugador de sus verdaderas ocupaciones. Tras la irrupción de Ilaix Moriba he reflexionado mucho sobre ello porque da la sensación que su aparición ha dejado en un segundo plano a Riqui Puig. Como si fueran un par de cromos se le ha empezado a dar valor a uno a la vez que han empezado a quitárselo al otro. Y no, esto no funciona así. O no debería funcionar así.

Las fluctuaciones mediáticas van y vienen y no deben afectarles más de lo normal. Aunque, por momentos, el entorno lo pone muy difícil. Recuerdo que a Riqui Puig le recomendé desde esta columna salir porque Koeman parecía no contar con él, pero decidió quedarse, lo que también aplaudo porque demuestra personalidad. Su protagonismo creció durante unas semanas y ahora, con Ilaix en el primer equipo, ha vuelto a bajar, disminuyendo también su presencia mediática. Entrar en la élite y hacerlo en un equipo de las dimensiones del Barça no es sencillo. Y no lo es porque constantemente se lanzan opiniones, halagos o críticas desde muchos ámbitos distintos. Por ello pienso que lo único que deben hacer los canteranos es, parafraseando a Johan Cruyff, salir, jugar y disfrutad. Y el resto deberíamos reflexionar sobre la necesidad dudosa de generar tanto ruido alrededor de un futbolista para que, al cabo de un tiempo, domine el silencio. No puede ser que el apoyo externo se convierta en algo contraproducente. El jugador, y el club en general, merecen un ambiente más estable en el que poder trabajar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil