Araujo frenó todos los intentos de Vinicius

El cambio en el Barça debe tener continuidad

OPINIÓN

Gerard López

No llegaba el Barça en el mejor momento para afrontar el título de la Supercopa de España, con la confianza a un nivel bajo y ante un rival de entidad como era el Real Madrid... pero en estas circunstancias adversas el equipo de Xavi ofreció su mejor cara. De todo lo vivido, me quedo con una palabra que nos debe ayudar a entender el pasado y nos muestra el camino de futuro: competir. 

Esta palabra debe destacarse porque sobresalió por encima de la derrota o los tres goles encajados. El fútbol engaña a veces. Puedes ganar 10 y que las sensaciones sean malas, o perder y que sean buenas, como es el caso. Hacía tiempo que el Barça no mostraba este nivel de competitividad. Hacía años diría yo. Se le echaba de menos y hay que celebrar este cambio.

Por primera vez en tiempo, el Barça estuvo a la altura del partido ante un rival de entidad. Compitió y durante muchos tramos del partido fue superior, aguantando físicamente e igualando dos marcadores adversos. Al Barça solo le faltó protegerse un poco la espalda en la prórroga, ser algo más precavido. Quizás la ilusión o el afán de ir por adelante le penalizaron. 

Sin embargo, se sentaron las bases de lo que debe pasar a partir de ahora. Puede ser un punto de inflexión y ahora hay que volver a repetirlo. Que no sea flor de una día, por ser un título en juego o por jugar un clásico. Vendrán otras competiciones y otros rivales pero el nivel de exigencia debe ser igual. 

Se han sentado las bases en el proyecto de Xavi porque tiene al mejor futuro de Europa con Gavi o Nico. Con la vuelta Ansu, Pedri y la incorporaciones de Ferran, el equipo debe ir a más. La primera prueba de fuego será el jueves. El escenario es parecido al del pasado miércoles: San Mamés, contra el Athletic Club (finalista de la Supercopa) y en la Copa del Rey.  

Sin Champions, con la Supercopa perdida, con la liga complicadisima, hay dos competiciones adónde cogerte para acabar celebrando algún título: La Copa del Rey y la Europa League. El Barça es el actual campeón de la Copa, título que permitió no acabar la temporada en blanco y dar continuidad al proyecto de Koeman. 

Es una competición importante, que al Barça le va bien, y en un partido en el que podrá demostrar que el punto de inflexión ante el Madrid tiene continuidad. El Barça ha dado un paso, ahora le queda lo más difícil: asentar el paso dado.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil