¿Blanquea Rubiales a Arabia Saudí?

¿Blanquea Rubiales a Arabia Saudí?

Pere Mas
Luis Rubiales
Luis Rubiales | EFE

Menuda se ha liado con la confirmación de que la Supercopa se disputará en Arabia Saudí y con un nuevo formato. Para quien no lo sepa ese país es una monarquía absoluta islámica, que es la manera de disimular que se trata de una dictadura. Luis Rubiales defendió la elección del lugar con un festival de argumentos que han sido acogidos de diferente manera y que reiteró con sendas entrevistas en ‘El Larguero’ y en ‘El Partidazo de la COPE’.

En la SER se atrevió a decirle a Manu Carreño que el emplazamiento “no es únicamente por cuestión de dinero” mientras que en la COPE afirmaba que “van mujeres europeas y no va a haber ningún tipo de normas, entiendo yo, pueden sentarse donde quieran”. 

Al día siguiente el propio Carreño insistía en la línea contemporizadora al denunciar en ‘Deportes Cuatro’ que “ahora de pronto a todos les ha entrado un ataque para defender los derechos humanos pero hay que echar la vista atrás”. Así recordó que el Mundial de 2022 se va a disputar ahí, los “negocios de Mediapro” y que el Barça “se negó a renunciar” al dinero de Catar.

Esa es una manera de contarlo. Otra es que David Alonso aparezca en ‘El Transistor’ de Onda Cero y explique que Arabia Saudí es “de los países más oscuros del mundo a nivel de derechos humanos con ejecuciones, decapitaciones públicas, penas de flagelación, amputaciones y bombardeos en Yemen”. A eso se le llama línea editorial. Y no es inocua.

Temas