David Silva (derecha) y Danny Drinkwater durante el duelo entre Chelsea y Manchester City de la Premier League 2017/18

Amazon TV entra en el negocio del fútbol a través de la Premier

OPINIÓN

J.Mª Casanovas

La revolución digital no tiene fronteras ni límites. Crece en todos los campos y en todas las direcciones. En la lista mundial de Forbes del 2017 cinco empresas tecnológicas que hace 40 años no existían lideran el ranking de capitalización: 1) Apple 2) Google 3) Microsoft 4) Amazon y 5) Facebook. Atrás quedaron tiempos en los que los bancos, las petroleras o General Electric eran primeras potencias mundiales. Hoy en día, la tecnología digital e Internet dominan el mundo con equipos electrónicos, software, servicios en línea, computación en la nube y comercio electrónico. No sabemos salir de casa sin el smartphone en el bolsillo, somos víctimas del Big Data y hemos caído en la tentación del la compra por Internet.

Esta revolución también ha llegado al fútbol. Es más importante lo que se ve por televisión que lo que sucede en los estadios. Consecuencia directa es que baja el número de espectadores en directo y crecen las audiencias que disfrutan del espectáculo desde el sofá. El fútbol se ha convertido en el ‘enterteinement’ más cotizado del mundo lo que explica que los derechos de retransmisión hayan sufrido un incremento espectacular convirtiéndose en la gallina de los huevos de oro para los clubs. Prueba de ello es que la Premier factura 5.297 millones por temporada con un incremento anual del 9%. La Liga española crece un 17% y recauda 2.854 millones, superando por poco a la Bundesliga y por mucho a la Serie A italiana y la Ligue 1 francesa. Queda por ver si estos ingresos continúan teniendo recorrido al alza o por el contrario han tocado techo. Tampoco está claro que el pago de estos derechos millonarios sea buen negocio para las cadenas que comienzan a pensar en pujar a la baja. En este sentido se encuentra Mediapro, compró a la UEFA los derechos de la Champions en una subasta que alcanzó precios récord y ahora no tiene todavía adjudicados los paquetes de emisión de la competición que comienza en septiembre.

En plena discusión sobre el futuro de los derechos televisivos en el fútbol, aparece una buena noticia para el sector. Entramos en una nueva era donde las plataformas digitales van a competir con las cadenas tradicionales en la retransmisión en directo de los grandes eventos deportivos. Amazon ha dado el pistoletazo de salida en el continente europeo. La compañía de Jeff Bezos, con gran visión de futuro, ha comprado un paquete de 60 partidos –veinte por temporada- que a lo largo de los próximos tres años se verán en el Reino Unido por Amazon Prime. Esta no es la primera incursión del gigante online en el mundo del deporte, Amazon se impuso a Sky consiguiendo la exclusiva para Inglaterra de los torneos masculinos de la ATP por 40 millones. En Estados Unidos también han irrumpido en este campo comprando por 130 millones de dólares los derechos de transmisión del partido de fútbol americano que se disputa el jueves por la noche.

Una cosa está clara. Las cadenas tradicionales de televisión, las que emiten gratis en directo, para que nos entendamos Antena 3 y TV3 en el caso de la Champions, ya han perdido la guerra del fútbol porque es imposible financiar los multimillonarios derechos con los ingresos de los anuncios. Ahora, las cadenas de pago también sufren una invasión con la entrada de un ‘player’ nuevo que llega para quedarse. Las multinacionales digitales tipo Amazon, Apple y Facebook jugarán un papel importante en el futuro y están tomando posiciones. Sin ir más lejos Facebook ha creado un canal para la retransmisión de eSports, la nueva moda que entusiasma a los millenials en Estados Unidos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil