Impuestos, batalla ideológica… Ayuso tiene también otra cruzada: terminar con las adicciones

Impuestos, batalla ideológica… Ayuso tiene también otra cruzada: terminar con las adicciones

Isabel Díaz Ayuso.
| EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid Culpa a la izquierda de querer normalizar el consumo de drogas

Isabel Díaz Ayuso tiene varias cruzadas en marcha y casi todas ellas tienen hoy enfrente a Pedro Sánchez. No deja que pase un solo día sin mencionar todas las decisiones que se toman en el Gobierno y perjudican a los madrileños: impuestos, economía, descentralización de sedes de entidades nacionales, educación, medidas de ahorro energético, etc. Pero hay otra batalla que ha decidido dar que no tiene que ver exclusivamente con un posicionamiento ideológico sino más bien social: terminar con las adicciones que afectan a la población más joven.

"No me cansaré de repetirlo cada día: las adicciones destrozan la vida de las personas, destruyen familias y carcomen a la sociedad. Llevamos años haciendo el diagnóstico, pero todavía no hemos encontrado la manera definitiva de combatirlas". Ayuso se manifestaba así esta mañana en un encuentro organizado por El Mundo, pero es un alegato que lleva salpicando sus discursos desde hace tiempo, aunque en este inicio de curso se ha repetido ya en varias ocasiones y cada vez con mayor dedicación.

Narcotráfico, dictaduras e izquierda

¿A qué se debe esta insistencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid en alertar contra las adicciones de todo tipo? “A sus convicciones”, explican desde su equipo más cercano, que recuerda que “lleva desde 2019” poniendo el foco sobre este asunto. “Redes sociales, vídeos, videojuegos, juego on line, pornografía y drogas están causando una epidemia de violencia juvenil, agresiones sexuales, fracaso escolar, depresiones, trastornos de la alimentación y aumento de los suicidios. Además, el mayor freno a la libertad y la prosperidad en el mundo es el tráfico de drogas: y las dictaduras, de un modo u otro, están vinculadas al narcotráfico o hacen la vista gorda”, ha señalado hoy.

Podría ser un discurso de carácter social, pero parece inevitable que Ayuso apunte también a la izquierda como causante de muchos de estos males, al menos en parte. En concreto, en referencia a las adicciones a sustancias psicotrópicas, además de alertar de que “la adicción de los jóvenes a sustancias como el cannabis se ha multiplicado por ocho en cinco años”, que explica en parte su rechazo a legalizar esta sustancia en contra de lo que piden partidos como Más País, ha asegurado lo siguiente: “Hay una parte importante de políticos de la izquierda que pretende normalizar el consumo de drogas bajo mentiras relacionadas con usos medicinales o que confunden deliberadamente libertad con derecho a destruir, cuando las drogas son la gran renuncia a la libertad personal, la más importante de todas. Creyendo ir contra “el sistema”, acaban presos de los tiranos y perdiendo el control de sí mismos”.

Estrategia común

En cualquier caso, la presidenta de la Comunidad apunta que para hacer frente a las distintas adicciones es necesario un pacto entre distintas partes de la sociedad, no solo entre las formaciones políticas. "Padres y hermanos; médicos y psicólogos; profesores y entrenadores; ayuntamientos, empresas y medios de comunicación", a todos ellos apela Ayuso en esta batalla que parece dispuesta a encabezar. Preguntada por una de las cuestiones en las que la Comunidad sí tiene competencias, como el juego, la presidenta se ha limitado a explicar que el mayor problema de la adicción al juego se produce en las apuestas online y que en esta parte en concreto las autonomías no tienen competencia legislativa, sino que son responsabilidad del Estado. Respecto a las casas de apuestas, en cambio, que sí son competencia de la Consejería de Justicia, ha explicado que ya no se conceden más licencias para nuevos espacios, que se intenta asegurar que no estén en entornos cercanos a las escuelas e institutos y que prohíben la entrada a las mismos a los menores.

Temas