El 'Messi iraní' reta a La Roja el miércoles en su casa de Kazán

El 'Messi iraní' reta a La Roja el miércoles en su casa de Kazán

Serdar Azmoun, en un reciente amistoso contra Turquía
Serdar Azmoun, en un reciente amistoso contra Turquía | EFE

Sardar Azmoun (23 años) es la gran estrella de Irán y milita precisamente en el Rubin Kazán

Lo comparan con Messi y solo su irregularidad le está impidiendo fichar por un club 'grande'

La victoria de Irán ante Marruecos (0-1) con un autogol de Aziz Bouhaddouz en el quinto minuto del descuento de la segunda parte ha situado a los asiáticos en una excelente posición para afrontar el duelo del miércoles contra España.

Este resultado unido al empate que firmaron este viernes en Sochi entre España y Portugal permitirá a la República Islámica sellar su pase a octavos si gana alguno de los dos partidos que le restan del Grupo B.

El primer rival iraní será precisamente la selección española en el Kazán Arena, un estadio que conoce a la perfección su gran estrella, Sardar Azmoun, de 23 años.

El atacante iraní milita en el Rubin Kazán que dirige el turcomano Kurban Berdiev (el 'verdugo' del Barça de Guardiola en el Camp Nou en un duelo de Champions).

De hecho, el propio jugador es hijo de turcomanos pese a que nació el 1 de enero de 1995 en la localidad iraní de Gonbad-e Qabus y su primer club profesional fue el Sepahan de su país, en el que jugó entre 2011 y 2013.

Mucho antes, Azmoun ya había destacado desde las categorías inferiores y buena prueba de ello es que fue convocado por la selección iraní suub'12 cuando apenas tenía 11 años.

Por fin, en diciembre de 2012 Berdiev lo fichó para el Rubin y se convirtió a los 17 años en el iraní más joven de la historia en fichar por un club extranjero, aunque su debut con el primer equipo no se produjo hasta junio de 2013.

Siempre de la mano de Berdiev, el técnico se lo llevó en 2015 al modesto Rostov, que estuvo a punto de conquistar un título de Liga milagroso que acabó logrando el CSKA, con el que compartió participación en la siguiente Champions.

El pasado verano, ambos regresaron también juntos al Rubin, con el que han realizado una discreta temporada en la que nunca han estado en la pelea por los puestos europeos. El anterior técnico había sido el navarro Javi Gracia.

Azmoun es un sensacional jugador a nivel técnico, dotado de una innata capacidad de regate y de desborde, aunque adolece de falta de velocidad y a veces la indolencia y la falta de regularidad juegan en su contra.

En un equipo bastante justito como es Irán, su figura se pierde en ocasiones en la soledad de la delantera, por lo que se ve obligado a bajar al centro del campo como ya suele hacer en el fútbol ruso para tratar de participar más en el juego y abrir huecos para sus compañeros.

En la retina de todos quedará su sensacional regate en la Champions de 2016-17 con el que dejó sentado a Jerome Boateng contra el Bayern para firmar una sensacional 'diana' parra su Rostov.

Ídolo nacional en Irán y uno de los jugadores más apreciados por la afición del Rubin, Azmoun será el gran peligro al que deberá hacer frente La Roja en la capital de Tartaristán.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil