Sport.es Menú

Kurban Berdiyev obra otro 'milagro' en Rusia con el modesto Rostov

El genial Kurban Berdiyev ha catapultado al modesto Rostov a la segunda plaza
El genial Kurban Berdiyev ha catapultado al modesto Rostov a la segunda plaza | sport

¿Recuerdan lo que sucedió el 20 de octubre de 2009 en el Camp Nou? Ese día, el desconocido Rubin Kazán ruso derrotó por 1-2 en la fase de grupos de la Champions al mejor Barça de Pep Guardiola en el Camp Nou con tantos del turco Karadeniz y del ruso Aleksandr Riazantsev. Y al mando del equipo de la capital de Tartaristán se encontraba Kurban Berdiyev, un técnico muy peculiar y extremadamente tímido que no se separa un momento de su ‘tasbih’ (una especie de rosario que utilizan los musulmanes).

David Rubio

Después de hacer historia en las 12 temporadas en las que dirigió al Rubin, Berdiyev se marchó en 2013 y se hizo cargo de un FK Rostov casi desahuciado en diciembre de 2014. El equipo ‘zhiolto-sinii’ (‘azul-amarillo') disputó la Europa League en el curso 2013-14, pero en diciembre de 2014 una serie de problemas deportivos y económicos lo situaron último en la Premier rusa con 11 puntos en 17 jornadas. Sin embargo, bajo la batuta del técnico de Turkmenistán, el Rostov remontó el vuelo, eludió el  descenso directo y salvó la categoría tras superar al Tosno en la promoción.

Con una cierta capacidad económica pero sin ningún alarde, Berdiyev ha conseguido formar un equipo muy a su medida basado en la seguridad defensiva, en la potencial del bloque y con hasta seis exjugadores del Rubin: el madrileño César Navas, el ecuatoriano Chrstian Noboa, el moldavo Aleksandr Gatscan, el iraní Serdar Azmun y los rusos Pavel Mogilevets y Aleksandr Bujarov. Las otras estrellas del actual Rostov son el bielorruso Timofei Kalachev, el gabonés Kanga y el ruso Dmitri Poloz.

Pues bien, tras la primera jornada de la segunda vuelta (16ª), el Rostov continúa causando sensación en tierras rusas y se ha aupado a la segunda posición con 31 puntos, a cinco de un CSKA Moscú que se está desinflando sobre todo tras la lesión de Roman Eremenko. El equipo de Berdiyev aventaja en un punto al Lokomotiv Moscú y en dos al todopoderoso Zenit San Petersburgo, que lidera su grupo de Champions (el del Valencia) con 15 de 15 y es el único de todos los grupos que ha saldado con victoria las cinco jornadas disputadas.

El gran secreto del equipo de Rostov-del Don, ciudad de 1.100.000 habitantes, es Kurban Berdiyev. Tan retraído y poco amigo de las entrevistas como excelente estratega, estudioso del fútbol y capaz de sacar el máximo de sus jugadores, el turcomano vuelve a amenazar a los grandes del fútbol ruso y empieza vislumbrarse la posibilidad de que repita en la capital del óblast de Yaroslav el ‘milagro’ que logró con un Rubin al que llevó a ganar dos Ligas, una Copa y dos Supercopas de Rusia.

Este lunes, el Rostov afronta un partido muy complicado en el feudo del Krasnodar, verdugo hace dos semanas del CSKA Moscú y en una excelente posición para acceder a la siguiente ronda en la Europa League después de derrotar por 1-0 al Borussia Dortmund.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil