Sport.es Menú

Las 'Guerreras' lucharon hasta el final... pero les 'robaron' su sueño dorado

España resurgió a base de casta e incluso tuvo la pelota a 20 segundos del final con 29-29 en el marcador

Barbosa se precipitó y las colegiadas regalaron la victoria a las holandesas con una decisión más que discutible

España cayó con crueldad en la final del Mundial
España cayó con crueldad en la final del Mundial | EFE

El balonmano ha sido cruel este domingo con las 'Guerreras' en la gran final del Mundial de Japón tras disponer de la última posesión para ganar el partido y acabar cayendo por 29-30 con posible 'robo' incluido.

FICHA TÉCNICA

MUNDIAL FEMENINO

ESP

29-30

HOL

ESPAÑA, 29

(13+16): Silvia Navarro (p.) (Darly Zoqbi, p.s.), Ainhoa Hernández (3), Shandy Barbosa (7, 1p.), Mireia González (2), Lara González (1), Nerea Pena (3, 2p.), Alicia Fernández (5, 1p.), Marta López (6), Eli Cesáreo, Soledad López (2), Jennifer Gutierrez y Almudena Rodriguez.

HOLANDA, 30

(16+14): Tess Wester (p.) (Rinka Duijndam, p.s.), Angela Malestein (3), Laura Van Der Heijden (3), Lois Abbingh (7), Estavana Polman (9), Danick Snelder (5), Bo Van Wetering (1), Debbie Bont (2), Jessy Kramer, Martine Smeets, Kelly Dulfer

ÁRBITROS

Julie Bonaventura y Charlotte Bonaventura (Francia). Mostraron tarjeta roja directa a la española Ainhoa Hernández (59:54). Excluyeron dos minutos a la española Eli Cesáreo (21:24); y a la holandesa Danick Snelder (19:17), Jessy Kramer (21:41) y Kelly Dulfer (47:34).

MARCADOR CADA 5'

5-1, 8-5, 9-8, 9-9, 12-11, 13-16 (descanso), 15-18, 17-22, 21-23, 24-25, 26-28 y 29-30 (final).

INCIDENCIAS

Final del Mundial femenino de balonmano de Japón 2019 disputada en el Park Dome Kumamoto ante 9.624 espectadores.

Y es que Ainhoa Hernández robó la pelota a la portera holandesa a diez segundos del final, pero las colegiadas galas  le mostraron la roja y al menos impidieron la disputa de la prórroga al decretar un penalti que no falló Abbingh. Una interpretación abierta a discusión tras la última modificación del reglamento.

Una mala decisión ofensiva fue letal para un conjunto español que ha hecho historia en tierras niponas y que ha mostrado una casta y unas ganas inigualables de completar una gesta que al final sabe a plata.

España salió con las ideas muy claras y mostró sus señas de identidad en 10 minutos excelentes para ir difuminándose a medida que el partido se ralentizaba y la primera línea holandesa empezaba a marcar diferencias.

Gran inicio español

Las opciones españolas pasaban por una férrea defensa que permitiese brillar bajo palos a Silvia Navarro y, sobre todo, salir a la contra para mitigar en la medida de lo posibles los problemas en el ataque estático.

Con tres goles a la contra, dos de ellos de Mireia González, las 'Guerreras solo necesitaron seis minutos para tomar cuatro goles de ventaja (6-2), lo que obligó a Emmanuel Mayonnade a parar el partido con un tiempo muerto.

Sin embargo, el encuentro no cambió y España mantenía su clara ventaja al paso por el 12' (9-5)... pero a partir de ese momento se apagaron las luces en ataque hasta encajar un doloroso 4-11 antes del intermedio.

El gran 'apagón'

Entre la defensa y la portería holandesas, España estuvo más de 10 minutos sin marcar y solo anotó dos goles en jugada y otros dos de penalti en 18 minutos. Por cierto, que la portera suplente Rinka Duijndam atajó una pena máxima a Nerea Pena y otra a Alicia Fernández.

Nerea Pena marcó tres goles, dos de ellos de penalti | EFE

Al menos, la defensa funcionaba y ello impidió a Holanda adelantarse con un tanto desde siete metros de Nerea Pena (10-9 en el 21'), pero a partir de ese momento el hundimiento fue total.

Aparecieron las letales Lois Abbing (cuatro goles) y Estavana Polman (tres) y las centroeuropeas se marcharon al descanso con tres goles de ventaja con un parcial de 1-5 en los últimos cinco minutos (13-16).

Las 'Guerreras' aprietan los dientes

O España conseguía imponer el ritmo de los primeros minutos del encuentro o el sueño del oro mundialista se quedaría en el limbo. No había otra lectura posible de la final.

Las 'Guerreras' recuperaron la actividad defensiva en el regreso del partido y Darly Zoqbi ayudó con tres paradas seguidas, pero los problemas en ataque y los aciertos de Tess Wester bajo palos impedían reducir la desventaja (16-19 en el 36').

Abbingh y Polman destrozaban la defensa española desde los nueve metros, por lo que Carlos Viver situó a Shandy Barbosa como avanzada en el 5-1 y pidió tiempo muerto en el 40' con 17-22 en el electrónico.

Se rozó la gloria

Poco a poco, España fue imponiendo otra vez sus señas de identidad y logró acercarse a solo tres goles gracias al acierto de sus extremos, Marta y Sole López (21-23 en el 45').

Darly Zoqbi colaboraba con excelentes paradas y Marta López acercó aún más el sueño mundialista a falta de 10 minutos anotando el 24-25 que ponía la final en un pañuelo.

Con 26-28 a cinco minutos del final y posesión holandesa todo parecía perdido, pero las 'Guerreras' empataron justo después de que Sandy Cabral  fallase una contra clarísima. Marta López sí acertó el marcador reflejaba un 29-29 a un minuto del final.

España defendió bien y en teoría tenía la última posesión. Carlos Viver pidió tiempo muerto, pero Shandy se precipitó y una sensacional Wester le adivinó la intención.

Ainhoa Hernández trató de impedir el saque y le robó la cartera a la meta holandesa, pero las Bonaventura interpretaron una infracción inexistente y ellas solitas decidieron la suerte de la final.

La jugadora del Balomnano Zuazo vio la roja y se decretó un penalti que no desaprovechó Abbingh para firmar el 29-30 definitivo sobre la bocina. Lo dicho, el balonmano y las árbitras francesas no pudieron ser más crueles con un equipo español épico. Para quitarse el sombrero.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil