La herencia de los Schumacher

18 años después que Ralf y Michael coincidieran en pista en Imola sus respectivos hijos lo harán en Sochi pero en diferentes categorías

Sus primogénitos sigue dando pasos hacia la categoría reina

Mick Schumacher ha heredado el carisma de su padre
Mick Schumacher ha heredado el carisma de su padre | Ferrari

Arnau Montserrat

Australia 1997 marcó un antes y un después en la historia de la Fórmula 1. Ralf Schumacher y Michael Schumacher, coincidian por primera vez en pista. Era la sexta pareja de hermanos que coincidían sobre un trazado en la máxima categoría del automovilismo. Ha llovido desde aquella efeméride.

Los años pasan para todos y Michael se convirtió en la mayor leyenda, o una de las mayores según preguntes, de la Fórmula 1. Siete Mundiales lo avalan y aún sigue siendo el piloto más laureado, con más victorias, con más podios... Cuidado que viene Hamilton.

Igual que Imola marcó un punto y a parte en la familia Schumacher, Sochi 2019 también será recordada por ser el primer Gran Premio donde los hijos de los dos pilotos correrán sobre el mismo trazado el mismo fin de semana. La única diferencia, no lo harán en la misma categoría y tampoco lo harán, de momento, en la Fórmula 1.

Mick sigue con su ‘masterclass’ en la Fórmula 2 donde seguirá el año que viene salvo sorpresa. Diversas especulaciones apuntaban a que el hijo de Michael daría el salto al ‘Gran Circo’ ya el año que viene con un asiento en Alfa Romeo. La realidad es que la escudería italiana todavía no ha confirmado a Giovinazzi como piloto oficial para el año que viene.

El campeón del Campeonato Europeo de la Fórmula 3 el año pasado y actual piloto de la Academia de jóvenes pilotos de Ferrari no descarta tampoco la posibilidad de acabar vestido de rojo. Donde su padre triunfó y se coronó en el automovilismo. Poético.

Por su parte, el hijo de Ralf, David Schumacher, fue confirmado como piloto sustituto de Campos Racing para debutar con 17 años en la Fórmula 3, una de las competiciones más exigentes del mundo. 

La lesión de Alex Peroni en el Gran Premio de Monza abre la puerta a un piloto con mucho futuro como ha demostrado hasta hoy. Subcampeonato en la Formula 4 de los Emiratos Árabes de 2018 con tres victorias. Esta temporada también ha cosechado tres triunfos en la Formula Regional europea. Tiene madera, como su primo: “Estoy muy feliz de llegar a un equipo de primer nivel como Campos Racing. Será la primera vez que piloté un coche de estas características así que, siendo realista, debo centrarme en aprender tanto como sea posible”, dijo David.

Es la herencia de los Schumacher. Una familia nacida por y para competir en la Fórmula. Más bien dicho, para ganar. Más pronto que tarde Mick dará el salto y si toda la fortuna acompaña a David será el siguiente.  

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil