Sport.es Menú

Aston Martin Rapide E, detalles del primer eléctrico de la marca

El Rapide E será el primer eléctrico de Aston Martin, la marca de superdeportivos que más apuesta por la electrificación.

Ya conocemos el neumático y la llanta del Rapide E.
Ya conocemos el neumático y la llanta del Rapide E. | ASTON MARTIN

Aunque lo harán más tarde que las demás marcas, las firmas de superdeportivos también terminarán pasándose a la movilidad eléctrica. Ferrari ya está probando mecánicas híbridas y Aston Martin, de momento, parece la más decidida a realizar la transición. Pese a que los italianos, LamborghiniMcLaren o Porsche ya han trasteado con la electricidad en sistemas que les permitán más rendimiento, desde Gaydon siempre han defendido un proyecto eléctrico ambicioso y definido, hibridar todos sus modelos nuevos a mediados la próxima década y hacer que una cuarta parte de sus nuevas máquinas sean 100% eléctricas a finales de la misma.

De momento, ya se conoce el nombre del primer eléctrico puro de los británicos, el Aston Martin Rapide E, del cual la firma ya ha presentado sus primeros detalles y ha confirmado que su desarrollo avanza a "buen ritmo". De hecho, la marca se ha atrevido incluso a lanzar una fecha para las primeras entregas, apuntando a los últimos tres meses de 2019 como el objetivo para realizarlas. Su producción se llevará a cabo en St. AthanGales, en una planta aún en construcción. Sin embargo, aún hay muchas incógnitas en este coche y no hay imágenes que permitan ver cómo será estéticamente.

Prestaciones

Pese a lo poco que se sabe del Rapide EAston Martin sí que ha expuesto cómo propulsará a su primer eléctrico. Según el comunicado oficial, el superdeportivo británico se propulsará mediante dos motores eléctricos, situados ambos en el eje trasero del vehículo, que serán alimentados por una batería eléctrica de 800 V compuesta por más de 5.600 celdas de ion de litio. Su capacidad será de 65 kWh y estará situada donde en los vehículos de conducción se ubica el conocido V12 de 6.0 litros de la marca, su caja de cambios y el depósito de gasolina. Por eso, todos los componentes han sido desarrollados de forma exclusiva para el Rapide E.

Con todo, la potencia del primer superdeportivo eléctrico de Aston Martin será de más de 610 CV y ofrecerá un par máximo de 950 Nm, algo que promete una aceleración sin precedentes en la marca. Por comparar, el DB11 V8 de 510 CV desarrolla 675 Nm de par máximo y, el V12, de 608 CV, 700 Nm. Con estas prestaciones, el Rapide E será capaz de alcanzar los 100 km/h en menos de cuatro segundos y su recuperación de 80 a 110 km/h en solo 1,5 segundos. A diferencia de otros eléctricos, Aston Martin ha trabajado para ofrecer su máxima potencia independientemente de su estado de carga. Su velocidad punta será de 250 km/h.

Prueba del Aston Martin DB11 V8 en Motor Zeta.

De momento, la marca estima en 320 kilómetros, según la normativa WLTP, la autonomía que ofrecerá el Rapide E, que se podrá cargar al 90%, mediante un cargador de 400 V/50 kW, en solo una hora. Además, su batería de alto voltaje podría permitir la carga completa en menos de una hora con cargadores de 800 V/100 kW o más potencia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil