Sport.es Menú

Mallorca: Del infierno de la Segunda B a jugarse el ascenso a Primera en un año

Los baleares afrontan el último paso para jugar en la máxima categoría del fútbol español

Jugadores como Salva Sevilla, Lago Junior o Joan Sastre han sido claves en la buena temporada del equipo

El Mallorca tiene el ascenso a un paso
El Mallorca tiene el ascenso a un paso | La Liga

4 de junio de 2017. Después de 36 años consecutivos jugando en el fútbol profesional, Primera y Segunda División, el Mallorca desciende al infierno de la Segunda B. 27 de mayo de 2018. Tras eliminar al Mirandés en los play off de ascenso, el Mallorca vuelve a la Segunda División A. Domingo 23 de junio de 2019. El Mallorca jugará el partido de vuelta de la última eliminatoria de ascenso a Primera. Su rival, el Deportivo.

Sport.es

Mucho han cambiado las cosas en pocos meses en Mallorca. De la depresión por ver al equipo hundido en la Segunda B se pasa ahora a la euforia ante la posibilidad de que en 180 minutos el equipo consiga volver a la Liga Santander, a la Primera División de la liga española. Han pasado apenas dos años. El Deportivo es el último obstáculo para conseguirlo.

Curiosamente, los dos equipos que se jugarán el ascenso a la Liga Santander son los que ocuparon las dos últimas plazas para el play off. Con Osasuna y Granada subiendo directamente, el Málaga fue tercero y el Albacete cuarto, pero ambos fueron eliminados en la primera ronda del play off por el Mallorca y el Deportivo, quinto y sexto clasificado y que ahora se disputarán la última plaza de ascenso.

En la buena temporada del Mallorca ha habido tres jugadores muy importantes. Tanto Lago Junior (132) como Salva Sevilla (77) o Joan Sastre (63) están entre los 10 jugadores con más partidos jugados con el Mallorca de entre los que forman la actual plantilla. 

En el caso de Joan Sastre, muchos aficionados mallorquinistas le han considerado, por ejemplo, el mejor jugador en la eliminatoria contra el Albacete. El joven lateral derecho, 22 años, ha aportado seguridad defensiva y, a la vez, ha ayudado en ataque con sus constantes subidas por la banda. Unas actuaciones que no han pasado desapercibidas para varios equipos de Primera que ya han llamado a su puerta. Uno de ellos ha sido un FC Barcelona que ya lleva varias temporadas siguiéndole.

Si Sastre es juventud, Salva Sevilla es veteranía. Pero ya se sabe que algún que otro jugador veterano siempre viene bien en un equipo con aspiraciones. A sus 35 años aún es capaz de dar un muy buen rendimiento. Ha jugado el 89% de los minutos posibles, ha marcado tres goles y ha dado nueve asistencias.

Y por último tenemos a Lago Junior. A sus 28 años se ha convertido en el goleador del equipo con sus 11 goles, a los que hay que sumar 8 asistencias. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil