Pavón: "La gente todavía me recuerda lo de Zidanes y Pavones"

DÍDAC PEYRET

Al otro lado del hilo telefónico suena una voz serena. Es el mismo Pavón que jugaba en el Bernabéu con cara de no haber roto nunca un plato. Lo pillo en un restaurante de Getafe. Cuando habla, uno recuerda la corrección inalterable de Del Bosque, aunque con la complicidad de sus amigos logramos que se salte un poco el guión por momentos.

¿Qué haces ahora que no podías hacer estando en activo?

Pues jugar mucho más al golf y al pádel. Pero ya de jugador hacía cosillas: comencé la carrera de turismo e hice cursos de economía e idiomas.

¿Mantienes la rutina de levantarte temprano?

Sí. Me levanto a las ocho, ocho y cuarto. Me gusta correr. Disfrutar de la familia. No soy de trasnochar.

¿Recuerdas tu último sueño?

(Se lo piensa). Igual uno que estaba jugando en St. Andrews (risas). Algo así, aunque no acostumbro a acordarme.

¿Quién te pone las cosas difíciles en un campo de golf?

Ahora mismo no me gana nadie. Estoy en un momento altísimo. (Se ríe él y sus amigos de la mesa, que aseguran haberlo ganado hoy). Alfonsito y Guti me lo ponen bastante difícil. Víctor Sánchez también.

¿Te atreverías con Pep y Clemente?

No he jugado nunca con ellos, pero a estos los gano seguro. (Risas).

¿Sabes que la gente te tiene por un tipo muy serio?

Bueno, soy muy sereno, tranquilo. Pocas veces me salgo del guión. Pero cuando hay que pasarlo bien, me lo paso bien. Y cuando salgo de fiesta el guión es pasárselo bien.

¿Con quién te pegabas las mejores farras en el Madrid?

Con mucha gente, con los de la cantera... No soy mucho de salir pero cuando se podía con Mejía siempre nos lo pasábamos muy bien.

Si salíais de ligoteo... ¿qué compañero era mejor dejarlo en casa si querías tener alguna opción?

Ni idea. He tenido novia desde muy joven y no iba nunca con ese plan cuando salía, la verdad.

¿Qué música escuchabas en aquella época?

La misma que ahora. Me gusta el rock duro y el heavy metal.

No te pega nada... ¿Recuerdas el primer concierto al que fuiste?

Sí. A uno de Tool en Madrid en los años noventa. Pero del que tengo mejor recuerdo es de uno de Metallica en La Romareda.

¿Cantas Metallica en la ducha?

(Roberto González, uno de sus amigos, se pone al teléfono y me dice que sí, pero Pavón lo desmiente). En la ducha lo único que hago es lavarme el pelo. (Se ríen todos).

¿Has probado con la guitarra?

Sí. Hice algunas clases y tengo tres: una española, una eléctrica y una acústica.

¡No me digas!

Sí. Es algo que saben los que me conocen. Siempre me ha gustado y trato sacar algunos temas de Metallica.

En el campo sin embargo parecías el tipo más calmado del mundo...

Sí. Pero creo que cuando estás en un club como el Madrid desde las inferiores te vas preparando para jugar en el primer equipo. Recuerdo que una vez mi padre me dijo: “En el Madrid sois aves de paso y hay que disfrutar del momento”. Siempre traté de divertirme.

¿Recuerdas la primera imagen del vestuario con el primer equipo?

Lo primero que hice fue sentarme al sitio que me habían asignado al lado de Solari y Flavio. Me senté allí y tuve la sensación de vivir un sueño al lado de mis ídolos.

¿Quién te dio los mejores consejos?

Sobre todo Hierro y Karanka. Ellos fueron los que más me cuidaron.

¿Cuando ves ahora a Karanka en las ruedas de prensa lo reconoces?

Para mí todo lo que haga Aitor siempre va a estar bien. Tiene una gran responsabilidad y lo está haciendo muy bien. Está aprendiendo mucho con Mou y será uno de los mejores.

¿Qué tipo de compañero era?

Una persona que siempre me ha ayudado en todo a pesar de que jugábamos en la misma posición. Es serio cuando toca ser serio y divertido cuando toca ser divertido.

En esa época se popularizó lo de Zidanes y Pavones; ¿Crees que te hizo bien?

Me hizo bien, porque se utilizó mi nombre para un eslogan en el que se me dio a conocer y además representaba la cantera del Madrid. Todavía mucha gente me para y me dice lo de Zidanes y Pavones.

¿Fue complicado para ti asumir la popularidad?

Quieras que no, te vas preparando en los últimos años en la cantera. Y luego es importante tu entorno, porque es fácil caer en malas compañías. Una persona joven y con dinero lo más sencillo es que se equivoque.

¿Cómo te ves en diez años?

No sé ni lo que voy a hacer en un año, imagínate en diez. Me gustaría disfrutar de la vida que es muy corta. Si es el fútbol es el fútbol y si no a otra cosa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil