Sport.es Menú

Los escándalos de Londres 2012

La `infiltrada¿ en el desfile

SPORT.es

La primera polémica llegó nada más empezar la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos. Una mujer apareció en el desfile al lado del abanderado de la India sin que nadie supiera quién era realmente. El incidente provocó un conflicto diplomático.

Un error en las banderas

El partido Colombia-Corea del Norte de fútbol estuvo a punto de suspenderse por un problema con una bandera, ya que un error de la organización provocó que junto a la alineación de Corea del Norte en los videomarcadores apareciese la enseña de Corea del Sur.

Ese "error", en palabras de miembros de la organización, motivó el enfado de los dirigentes de la delegación de Corea del Norte, que amenazaron con no jugar el partido al entender que era un fallo "deliberado" de la organización de los Juegos Olímpico.

Expulsada por un comentario racista en Twitter

La campeona griega de triple salto, Vula Papajristu, fue excluida del equipo olímpico por hacer un comentario xenófobo en Twitter sobre los deportistas africanos. "Con tantos africanos, al menos los mosquitos del Nilo Occidental serán nutridos de comida casera", declaró la atleta.

Al suizo Morganella le sucedió lo mismo

Morganella, defensa suizo de 23 años, insertó un mensaje discriminatorio en Twitter después de perder por 2-1 contra Corea del Sur. El jugador borró el tweet, pero el diario Le Matin lo cogió antes de que fuera eliminado de la cuenta y Morganella fue expulsado del equipo

Las protestas de Shin Lam

La imagen de la tiradora coreana Shin Lam negándose a abandonar la pista tras perder un duelo ante la alemana Britta Heidemann fue una de las más impactantes de los Juegos. La tiradora protestó una decisión arbitral polémica y posteriormente los jueces dictaminaron que tenía razón. Aún así, perdió el combate y quedó eliminada.

Giggs se negó a cantar el himno británico

Pese a que accedió a jugar con la selección de Gran Bretaña, el galés Ryan Giggs se negó a cantar el `God Save the Queen¿ por considerar que no le representaba. La negativa causó gran polémica en las islas

Polémicas arbitrales con España como víctima

La selección española de fútbol quedó eliminada con una derrota sorprendente ante Honduras. Sin embargo, de ese partido se recordará la actuación del árbitro venezolano Juan Soto, que se comió hasta dos penaltis claros de los hondureños. Aún así, la actuación de los españoles al final del encuentro, protestando de malas maneras al colegiado, no tiene excusa.

También fueron víctima de los errores arbitrales los jugadores de la selección española de waterpolo, que vieron cómo les anulaban un tanto decisivo ante Croacia en el último segundo de partido. El gol les hubiera dado un punto y, quién sabe, si un cruce mejor en cuartos de final.

“El fútbol no debe ser olímpico”

A raíz de la fea manera de perder que tuvieron los seleccionados españoles de fútbol, el triatleta Javier Gómez Noya cuestionó si el deporte rey debe formar parte de los Juegos Olímpicos, ya que en él no compiten los mejores jugadores del mundo, como sí sucede en otros deportes. Su frase dio que hablar.

Plata por reclamar

El equipo japonés de gimnasia artística logró una medalla de plata gracias a sus protestas ante los jueces. Japón reclamó la nota de Uchimura en caballo con arcos, lo que le valió estar en el podio y quitar de él al equipo de Ucrania, que había quedado tercero en primera instancia.

Eliminadas por no querer ganar

Un encuentro de dobles femenino de bádminton acabó con abucheos del público, acusaciones y mucha polémica, al revelarse que los dos equipos intentaron perder a propósito. Al final, la organización decidió expulsar a ocho deportistas de los Juegos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil