Sport.es Menú

Solskjaer, el Pep noruego

Sin más experiencia que la acumulada en los equipos inferiores del Manchester United, Ole Gunnar Solskjaer ha llevado al Molde FK, el club en el que se formó como futbolista, a su mayor éxito en su centenaria historia. A sus 38 años y con la misma cara de niño que le llevó a ser apodado 'Babyface killer' (asesino con cara de niño), el exjugador de los 'red devils' acaba de lograr el primer título de Liga para los blanquiazules.

J. Coves

A la misma edad que Pep Guardiola consiguió el primer título de Liga con el FC Barcelona y con una trayectoria similar -campeón en su primer año en la élite y con un corto bagaje con los equipos inferiores del ManUnited-, Solksjaer se une a Mark Hughes, Steve Bruce y Gordon Strachan como entrenador de éxito con un pasado común: los cuatro fueron dirigidos por Alex Ferguson en su etapa como jugadores del ManU.

Solskjaer, en su día uno de los fichajes más sorprendentes de 'Fergie' y por el que pagó 1,5 millones de libras en 1996, jugó en el United hasta 2007. Aunque no lo tuvo fácil para hacerse un hueco en la delantera por la dura competencia con Eric Cantona y Andy Cole, en su primera temporada llegó a los 18 goles. Por sus condiciones físicas, raramente completaba los 90 minutos sobre el terreno de juego, más bien Ferguson lo utilizaba como revulsivo, pese a lo cual nunca faltó a su cita con el gol. Su instante culminante fue la final de la Champions de 1999, en la increíble remontada contra el Bayern, al marcar el gol de la victoria en el tiempo añadido. “No tenía que explicarle mucho acerca del juego, siempre prestaba mucha atención a lo que ocurría en el campo”, recuerda Sir Alex. Una tarde, en Old Trafford, le endosó cuatro goles en doce minutos al Nottingham, a pesar de haber entrado en el campo bien entrada la segunda mitad.

Tras colgar las botas en 2007, Ferguson lo incorporó al staff técnico del primer equipo, como entrenador de delanteros y un año después cogió al equipo reserva del United. Como Guardiola con el Barça B, el noruego se llevó el título de la categoría y poco después rechazó el cargo de seleccionador de su país, vacante tras la destitución de Age Hareide, porque su objetivo era dirigir el Molde FK.

Si Guardiola debutó con una derrota contra un ascendido, el Numancia (1-0), Solskjaer se llevó un 3-0 en su visita Sarpsborg, también recién llegado a la categoría. “Un montón de veces pensaba cómo iba a lidiar con esto, pero nunca me planteé llamar a Ferguson para pedirle consejo. He vivido mucho a su lado y he estado cerca de él, así que sé los botones que debo apretar. Ha sido fantástico aprender de él”, recordaba hace unos meses. Al igual que el Barça 2008-09, el Molde FK consiguió enderezar la situación, hasta colocarse líder en la decimocuarta jornada y proclamarse campeón de la Liga noruega, a falta de dos jornadas para el final. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil