Sport.es Menú

El Evergrande de Lippi deja a Manzano sin título en China

Lippi sigue haciendo historia en China
Lippi sigue haciendo historia en China | sport

Los pequineses necesitaban ganar su encuentro y esperar que el Guangzhou tropezara en su partido a domicilio, pero ninguna de las dos cosas ocurrió, ambos clubes empataron sus respectivos duelos y el Evergrande mantuvo los tres puntos de ventaja con los que había llegado a la penúltima etapa del torneo.

EFE

El Evergrande pasó apuros en su partido en casa del Shandong Luneng, cuarto clasificado, que aunque no se jugaba nada en la jornada peleó hasta el final y llegó a adelantarse en los primeros minutos del encuentro, con un gol de Liu Binbin.

Media hora duró la ventaja del Shandong, porque en el minuto 43 Elkeson, delantero brasileño del Evergrande, anotaba para los suyos y se confirmaba como el máximo goleador de la liga 2014 con 28 dianas, el mejor cómputo en la historia de la competición nacional.

El Luneng, que este mes disputa la final de Copa, no renunció nunca al ataque e incluso reclamó un posible "gol fantasma" a falta de cinco minutos del pitido final, cuando el portero paró un disparo con los pies dentro de la línea de gol y los brazos fuera.

En todo caso, en Pekín el Guoan de Manzano no tuvo hoy su mejor día y consiguió un decepcionante empate a cero ante el Henan Jianye, antepenúltimo clasificado, quien con ese resultado logró in extremis la permanencia.

El Evergrande, que este año fichó a los internacionales italianos Diamanti y Gilardino, ha conseguido lo que ningún club chino había logrado hasta ahora, ganar cuatro temporadas consecutivas, superando el registro del Dalian Shide, que ganó las ligas de 2000, 2001 y 2002.

Cuatro de esos campeonatos los ha logrado con Lippi, de 66 años, en el banquillo, quien el pasado año, tras dar al club también el título de Campeón de Asia, había anunciado su salida para fichar por un club europeo, aunque finalmente la operación no cuajó y optó por quedarse.

Amparado en un presupuesto mayor que el de la mayoría de sus rivales, el equipo cantonés ha conseguido convertirse en el gran dominante del fútbol chino pese a que en 2010 estaba en segunda división y había jugado en esa categoría de plata entre los años 1999 y 2007.

Este año, en todo caso, el Evergrande ha sufrido hasta el final, gracias al buen papel en el Beijing Guoan de Gregorio Manzano, extécnico del Atlético de Madrid, el Mallorca o el Sevilla, y que con un equipo más modesto que el de su gran rival ha conseguido mantener la emoción del torneo hasta el final.

Si el pasado año el Guangzhou sacó 18 puntos al segundo clasificado, en esta ocasión las diferencias con el resto de rivales no han sido tan pronunciadas, y el equipo sufrió una dolorosa derrota en casa ante el mismo Beijing Guoan, en uno de los partidos más recordados de la temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil