Van Basten desvela cómo estuvo al borde de perder toda su fortuna

En 2001, la Agencia Tributaria Neerlandesa le exigió 32,8 millones de euros

Van Basten explica sus problemas en el libro "Frágil, mi historia", recientemente editado por Córner

Marco Van Basten pudo perder una gran cantidad de dinero.
Marco Van Basten pudo perder una gran cantidad de dinero. | AFP

Marco Van Basten ha escrito "Frágil, mi historia", su libro autobiográfico publicado por la editorial Córner, donde explica muchas de las dificultades que tuvo tras retirarse del fútbol. Entre ellas, narra unos problemas económicos dignos de "El lobo de Wall Street", según sus propias palabras. Y es que tras invertir veinte millones de euros en un banco holandés en 1999 y salir mal parado, en 2001, la Agencia Tributaria Neerlandesa le exigió pagar 32,8 millones de euros en una liquidación inminente.

"Se conmina al señor Van Basten a abonar íntegramente la presente liquidación fiscal de la Agencia Tributaria Neerlandesa antes del 31 de diciembre de 2001: 32,8 millones de euros", rezaba la carta del fisco que supuso el inicio de sus dificultades económicas. Posteriormente, descubrió que esa penalización se debía a su vuelta a los Países Bajos desde Mónaco en 1998. "No entendía por qué". El exfutbolista del Milan decidió confiar en una gran sociedad de asesoramiento fiscal para evitar este tipo de problemas, pero nada salió como él esperaba.

Esta carta coincidió con la crisis de principios de siglo, el atentado de las Torres Gemelas y su inversión fallida en el banco. En 1999 decidió ingresar dos millones de euros, y a finales del mismo año, "todo lo que tenía", según cuenta en su autobiografía. Dos años después, solo le quedaban 13 millones, el resto no existía. Le ofrecieron aguantar e intentar recuperarse del golpe, pero eligió salvar su patrimonio existente y comenzar de cero.

Tras un arduo camino y gente nueva en su entorno, Van Basten consiguió llegar a un acuerdo con el fisco en 2005. "¿Alguien ha visto el lobo de Wall Street? Más tarde entendí que era un poco como en esa película", reconoce.

"Siento que es buen momento para contar mi historia. Desde mi perspectiva, decir mi verdad. La historia que jamás he contado. En ella podré aclarar algunas cosas. No tendré piedad de nadie, y menos aún de mí mismo. Ha llegado la hora" reflexiona el exfutbolista holandés en las primeras páginas del libro. En las 318 páginas, Van Basten repasa sus primeros años, su "ansia ciega" de querer ser el mejor del mundo, su relación con Johan Cruyff, su lesión en el tobillo que le obligó a retirarse antes de lo previsto o los inesperados problemas económicos.

En su exitosa trayectoria deportiva, Marco Van Basten se alzó con los Balones de Oro de 1988, 1989 y 1992, en sus espectaculares temporadas con Ajax y Milan. Consiguió dos Copas de Europa y le dio la Eurocopa a los Países Bajos con el famoso gol de volea en 1988 frente a la Unión Soviética.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil