Alexia: "Llevar el escudo del Barça implica una exigencia que otros clubes no tienen"

Alexia: "Llevar el escudo del Barça implica una exigencia que otros clubes no tienen"

Alexia posa con sus nuevas Nike Phantom VNM tras una espectacular presentación
Alexia posa con sus nuevas Nike Phantom VNM tras una espectacular presentación | sport

La máxima goleadora del Barça esta temporada, Alexia Putellas, analiza la situación del conjunto azulgrana en la previa del duelo copero ante el Madrid CFF

El club azulgrana se juega su continuidad en la Copa de la Reina en una eliminatoria a partido único

El nombre de Alexia se asocia inequívocamente al del Barça femenino. No en vano son ya siete temporadas las que lleva la futbolista de Mollet en la primera plantilla del club azulgrana, a la que llegó con solo 18 años. Ahora, a pesar de tener solo 24, es toda una veterana y esa madurez le ha permitido crecer en su juego y en sus prestaciones hasta el punto que, sin ser delantera, es la máxima goleadora del equipo esta temporada.

¿Qué ha cambiado en Alexia para que, superado el ecuador de la temporada, seas la máxima goleadora?

Es un poco extraño porque nunca lo he sido, pero al final se ha dado así y estoy contenta porque eso le permite sumar al equipo. Estoy teniendo la suerte de que tengo las ocasiones y las meto.

No debe ser casualidad que las dos máximas goleadoras seáis Aitana y tú, dos centrocampistas

Al final hay mucho trabajo que no se ve, por ejemplo el de una delantera abriéndote espacio en el área para entrar desde segunda línea. Desde dentro sí lo vemos y se agradece ese trabajo porque las que marcamos venimos de segunda línea. Es un poco anecdótico que Aitana y yo seamos las más goleadoras, pero en realidad da igual quien marque. Lo importante es meterlos y sumar.

Precisamente por no sumar lo suficiente habéis sufrido en las últimas semanas una situación complicada, la del cambio de técnico. ¿Cómo se ha vivido en el vestuario?

Hemos de ser conscientes de que esto forma parte del fútbol profesional. El club tomó esa decisión y nosotras, como profesionales, hemos de estar preparadas para que puedan pasar situaciones así.

¿Os cogió por sorpresa?

La verdad es que tal y como se estaban dando las cosas, no nos lo esperábamos. Pero yo creo que ni nosotras ni prácticamente nadie. El club tomó la decisión que ellos consideran mejor para el Barça y nosotras hemos de aceptarla.

En realidad, no ha sido un cambio tan brusco. Os quedáis en manos de Lluís Cortés, que ya os conoce bien del último año y medio.

Sí. Nosotras le conocemos y él nos conoce a nosotras. Él sabe qué es lo que podemos dar y nos apretará para conseguir lo mejor de cada una de nosotras.

¿Qué hace falta para ver la mejor versión de Alexia? Porque no eres la misma jugadora que cuando empezaste…

No tiene nada que ver cómo es un jugador con 18 años que con siete años más. Ahora tengo más experiencia y soy más consciente de todas las fases que puede tener el juego, pero todavía hay muchas cosas que debo mejorar.  Aún falta por ver mi mejor versión.  

¿A nivel colectivo, cómo se consigue eso? ¿Ha cambiado el día a día con Cortés de entrenador?

No, nuestro día a día sigue siendo el mismo. Lo que sí que ha habido es un ‘reset’, un cambio de chip. Con un nuevo entrenador, las que estaban jugando más queremos seguir jugando y las que estaban jugando menos, quieren tener más minutos.

Un cambio de chip, pero realmente el equipo no está tan mal…

Es que realmente no estamos mal. Estamos vivas en las tres competiciones. Lo que pasa que llevar el escudo del Barça implica una exigencia que otros clubs no tienen. Cualquier jugadora del Barça sabe que aquí siempre habrá la exigencia de ganarlo todo y hacerlo de una manera concreta.

¿El vestuario confía en lograr los objetivos: Liga y Copa?

Nosotras confiamos en que se conseguirá. La verdad es que ganando todos los partidos de Liga, la ganaríamos y todavía quedan muchísimos partidos por delante. Puede pasar de todo.

En la Champions no hay esa exigencia, pero sí que tenéis quizá un cuadro favorable para hacer historia…

Entiendo que la gente hable de llegar a la final de la Champions y lo entiendo porque viendo el cuadro sabemos que hemos dejado a los más fuertes por el otro lado. Entiendo ese optimismo porque nosotras también podemos tenerlo, pero antes de llegar a eso hay partidos muy duros y todos los equipos que han llegado a cuartos tienen mucho nivel.