El Madrid lo tuvo fácil ante un inconsistente Olympiacos

Los blancos lograron su octava victoria consecutiva en la Euroliga

Sin Spanoulis, el conjunto griego careció de argumentos ante los de Laso

Los madridistas sumaron su octava victoria consecutiva
Los madridistas sumaron su octava victoria consecutiva | EFE

El Real Madrid venció al Olympiacos por 93-77, en lo que supone la octava victoria consecutiva en la competición, gracias al póquer formado por Walter 'Edy' Tavares, Anthony Randolph, Fabien Causeur y Facu Campazzo.

EFE

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

REAL MADRID

93-77

OLYMPIACOS

REAL MADRID

(21+20+31+21): Randolph (15), Campazzo (15), Deck (2), Tavares (6) y Taylor (3) -cinco inicial-, Causeur (18), Rudy (10), Carroll (4), Mickey (8), Laprovittola y Thompkins (12).

OLYMPIACOS

(10+20+18+29): Punter (3), Koniaris (6), Milutinov (6), Printezis (6) y Papanikolaou (2) -cinco inicial-, Rochestie (11), Baldwin, Paul (3), Cherry (12), Vezenkov (12), Rubit (5) y Reed (11).

ÁRBITROS

Damir Javor (CRO), Jakub Zamojski (POL) y Gytis Vilius (LIT). Sin eliminados.

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (Wizink Center) de Madrid ante 8.206 espectadores.

Las pérdidas de balón y los errores en ataque fueron un factor común en los primeros minutos de partido en ambos equipos. El marcador lo reflejó con un 2-4 después de los 4 primeros minutos de juego.

El Madrid fue el primero en ponerse las pilas, gracias a un Anthony Randolph que sigue con el punto de mira perfectamente reglado, 12-4 (min.7) y a un Facu Campazzo que dominó el tempo del partido con mano firme.

El triple comenzó a marcar diferencias y el mayor acierto del Madrid, 4 de 8, fue el causante del 21-10 al final del primer acto, ya que los griegos tiraron poco y mal, 0 de 2.

Lo más interesante de este primer acto fue el duelo particular que mantuvieron Walter 'Edy' Tavares y Nikola Milutinov. Lo dos se anularon y no anotaron punto alguno, pero la defensa del caboverdiano del Real Madrid tuvo una mayor influencia en el juego ofensivo del Olympiacos.

Con las rotaciones en ambos equipos, el Madrid encontró inicialmente a Trey Thompkins y siguió martilleando el aro rival desde más allá de la línea de 6,75 metros, lo que le permitió alcanzar una gran renta, 39-20 (m.16).

La vuelta de Milutinov y la ausencia de Tavares en pista permitió al pívot serbio iniciar su cuenta anotadora y comenzar a tener trascendencia en el partido. Tan fue así que fue el impulsor de la reacción de su equipo, toda vez que Georgios Printezis, salvo un par de acciones aisladas, no fue el jugador resolutivo de otras ocasiones.

El segundo cuarto acabó con un parcial de empate a 20 y el marcador con el que los equipos se fueron al vestuario, de 41-30.

El Madrid salió con renovados bríos y con Tavares anulando de nuevo a Milutinov el Olympiacos se sintió huérfano y dejó el camino libre para que las ventajas volvieran a tomar un claro color blanco, 60-39 (m.25.30).

Al final del tercer cuarto, el 72-48, en el que Fabien Causeur tuvo mucho que ver con 11 puntos, dejó las puertas de la octava victoria consecutiva para el Madrid abiertas de par en par.

Como era relativamente lógico el Madrid bajó el nivel de intensidad de su juego y el Olympiacos -privado de Spanoulis- pudo recortar diferencias, hasta cierto punto.

Rudy Fernández se sumó a la fiesta con cinco puntos consecutivos, pero ni Tavares ni Milutinov aparecieron sobre la pista. Tampoco Salah Mejri que estuvo en el banquillo. La suerte estaba echada y el Madrid se apuntó la octava victoria consecutiva con el marcador final de 93-77.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil