Sport.es Menú

Gales hace historia y apea a Bélgica de la Eurocopa

Gales enloquece con el pase de su selección a semifinales de la Eurocopa | sport

A priori, Gales afrontaba el partido en mejores condiciones que Bélgica, tocada en defensa por las bajas de Kompany, Vermaelen y Vertonghen. Y los belgas se olvidaron de la defensa en los primeros minutos, confortados por las reservas previas de los galeses. Incluso tuvieron la oportunidad de decidir (o casi) la eliminatoria y marcar una amplia renta antes de los primeros 15 minutos.

Lluís Payarols

Pero los ‘dragones rojos’ se defendieron como pudieron. Solo así se explica que una triple ocasión belga no acabara en gol. Centro del mayor de los Lukaku para que un Carrasco totalmente solo se encontrara con el rechace de Hennessey. El balón le cayó a Meunier, quien lo estrelló en un defensa y el tercer chut, de Hazard, se fue por encima del larguero, De locos.

Más tino tuvo Radja Nainggolan poco después. El centrocampista de la Roma sacó el cañón desde 30 metros para sorprender a Hennessey quien, pese a rozar con los dedos el cuero, no pudo evitar que entrara en su portería. Delirio entre los belgas.

La intensidad de la selección de Marc Wilmots era evidente ante una Gales fuera de juego hasta ese instante. Sin embargo, los británicos empezaron a despertar a medida que avanzaban los minutos y, de paso, a controlar el balón, buscando las apariciones de Bale y la aportación ofensiva de Robson-Kanu.

reacción inmediata

Ramsey se fue agigantando y poniendo en problemas a los belgas. Y tras un aviso de Taylor despejado por Courtois, los galeses sorprendieron al meta del Chelsea. Fue a balón parado, en un saque de esquina botado por el mencionado Ramsey en dirección al punto de penalti. El gol fue de Ashley Williams en un gran remate picado, pero este deberá pagar una cerveza –o lo que pida- a su compañero Bale, quien arrastró a los defensores para aclarar el campo al capitán galés, quien remató totalmente solo.

Bélgica acusó el empate y estuvo a punto de sufrir otro varapalo tras un contraataque de Gareth Bale, más ‘Expreso de Gales’ que nunca, culminado con un disparo del madridista que atrapó Courtois. Un flojo remate de Alderweireld fue el escaso bagaje ofensivo de los de Wilmots hasta el descanso. Sin noticias del mayor de los Lukaku ni de cracks como Hazard o De Bruyne.

Un remate de Robson-Kanu a centro de Ramsey fue el epílogo a una primera parte en la que Gales salió reforzada. Pero lo mejor estaba por llegar. Tras el descanso, Fellaini sustituyó a Carrasco en busca de cambiar la cara al ataque belga. Y después de tres chispazos en forma de ocasiones de Lukaku, de Bruyne y Hazard –tres oportunidades en dos minutos-, llegó una nueva genialidad galesa.

Pase milimétrico de Bale para habilitar a Ramsey, centro del jugador del Arsenal hacia Robson-Kanu, quien se sacudió con un recorte a todos sus marcadores y disparo de este que fue imposible de detener para Courtois. La remontada de los ‘dragones rojos’ se consumaba.

empanada belga

Quedaba mucho por delante. 35 minutos. Tiempo suficiente para que Bélgica despertara. No obstante, quien perdonó fue el autor del empate, Ashley Williams, poniendo a prueba a Courtois tras un córner botado –cómo no- por Ramsey.

Bélgica no encontraba el camino para desarbolar el buen planteamiento de Chris Coleman.  El trabajo en defensa de los galeses era encomiable, como lo demostró Chester despejando un gran centro de De Bruyne hacia Romelu Lukaku. Sí que pudo rematar Fellaini un servicio de Alderweireld, pero sin puntería.

Hubo momentos de polémica, como cuando Nainggolan se quejó de un posible penalti que Skomina no sancionó. Fue antes de que Gales matara el partido en una contra conducida por Gunter y rematada por Vokes, quien había entrado al campo en sustitución de Robson-Kanu.

Fin de la historia de Bélgica en la Eurocopa. La remontada de Gales acaba con el sueño de una de las selecciones que estaba llamada a ser revelación de este torneo. Pero los galeses quieren seguir con su gesta, aunque no podrán contar con la estrella del partido, Aaron Ramsey, quien deberá cumplir sanción por la amarilla que vio en la segunda parte. Será el próximo miércoles, en Lyon. Semifinales históricas al canto. Espera Portugal.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil