El Espanyol se rebela en Mendizorroza

El Espanyol sigue consiguiendo fuera de casa lo que se le resiste en Cornellà-El Prat. El equipo de Quique Sánchez Flores logró este domingo contra el Alavés, en Mendizorroza, la tercera victoria a domicilio (0-1), gracias a un gol de Gerard Moreno, que convierte a los blanquiqzules en el tercer mejor equipo como visitante solo superado por los dos primeros clasificados, Real Madrid y FC Barcelona.

En un partido con pocas ocasiones claras de gol, el Espanyol tuvo la paciencia de aguardar su oportunidad para asestar el golpe al Alavés. Lo hizo en el tramo final del partido cuando toda parecía abocado a un empate sin goles gracias a la astucia de Gerard Moreno, que a la salida de un saque de esquina se anticipó a los centrales vascos para cabecera a la red.

Era el minuto 81 y visto lo visto hasta entonces se podía decir que el Espanyol tenía los tres puntos en el bolsillo. Algo que solo un par de minutos antes se le había escapado de las manos cuando el propio Gerard Moreno falló un penalti. "Hubiera querido que se me tragara la tierra", se sinceró el delantero catalán después del choque tras ver como el meta del Alavés rechazaba con la mano izquierda su disparo.

Hasta entonces el Espanyol había pecado de conservadurismo ante un Alavés al que en Mendizorroza le cuesta gobernar los partidos. Y no digamos crear ocasiones de gol. Marcos Llorente trató por todos los medios de conectar con Deyverson pero cuando el balón llegaba al brasileño este no supo concretar. En el minuto 68 el árbitro le anuló un gol por un fuera de juego inexistente.

El Espanyol supo adaptarse al partido a medida que lo fue madurando. Sufrió el dominio del Alavés durante los primeros veinte minutos (63-37% de posesión), aunque Diego López no tuvo necesidad de emplearse a fondo ante los remates iniciales de Camarasa Deyverson.

Sin apenas llegar al área vitoriana, los blanquiazules tuvieron la mejor ocasión de la primera parte para abrir el marcador con un libre directo de Reyes que se estrelló en el larguero. Pero no hubo manera de ver ningún gol en Mendizorroza en una primera parte en la que al final la posesión se niveló un poco más (56-44%).

Durante los diez primeros minutos del segundo acto el Alavés repitió su puesta en escena pero sin llegar a concretar ninguna ocasión de gol. Mientras, Quique parecía dar un paso atrás con la entrada de Pape Diop por Reyes, pero el cambio sirvió al Espanyol para comenzar a mandar en la zona ancha. Antes había entrado Óscar Melendo, que debutó en la Liga Santander. 

Fue así como los blanquiazules, sin lanzarse abiertamente por los tres puntos, comenzaron a jugar más tiempo en el campo del Alavés. Y en un disparo de Jurado el balón impactó en la mano de Alexis dentro del área. Penalti a favor del Espanyol.

Gerard Moreno no acertó a batir a Pacheco, pero como comentó Quique fue entonces cuando el Espanyol se rebeló contra su destino. Solo dos minutos después el ex del Villarreal acertaba con un balón aéreo para marcar y proporcionar así los tres puntos a su equipo y, de paso, quebrar una serie de seis partidos sin ver puerta y confirmarse como máximo realizador del equipo con cinco goles.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil