El Puerto de A Coruña crea zonas de acopio en Langosteira para atender la demanda de carbón en Europa

El Puerto de A Coruña crea zonas de acopio en Langosteira para atender la demanda de carbón en Europa

Los muelles del puerto exterior de Langosteira con montañas de carbón.
| sport

Acondicionará 30.000 metros cuadrados para aumentar el espacio disponible y almacenar mercancías como carbón, coque, abonos y roca fosfórica, que llegan a la dársena tras el estallido de la guerra de Ucrania

El puerto exterior de Langosteira, en Arteixo, se ha convertido en un nodo logístico para la redistribución de productos para su canalización a otros puertos, principalmente del norte de Europa. Esta situación arrancó tras el estallido de la guerra en Ucrania, que ha provocado una crisis energética que ha reactivado la importación de carbón para reducir la dependencia de materias primas rusas. Ante esta situación, la Autoridad Portuaria de A Coruña ha decidido aumentar el espacio disponible para el almacenaje de mercancía: ha sacado a concurso público los trabajos para acondicionar una parcela de 30.000 metros cuadrados para esta finalidad.

La memoria en la que el organismo justifica esta obra indica que “es preciso aumentar de manera urgente las superficies susceptibles de almacenamiento” de los productos que han empezado a arribar a los muelles de forma habitual en los últimos meses. En concreto, se trata de carbón, coque, abonos y roca fosfórica. “Lo que parece constatable es la inminente necesidad del puerto de disponer de superficies de almacenamiento habilitadas para eventuales contingencias derivadas de la coyuntura mundial actual”, se afirma en el documento.

El Puerto ha sacado a concurso público los trabajos para la habilitación provisional de un solar de 32.429 metros cuadrados situado en el muelle Langosteira A1, situado entre las naves de TMGA y el dique principal. El contrato incluye la instalación de un pavimento flexible que permita el acopio de graneles sólidos. Esta solución “permite absorber los asientos que el depósito de materiales ejercerá sobre la superficie, que no ha soportado ninguna precarga desde su ejecución, según recogen las bases del contrato. Los primeros 145,8 metros del frente de la parcela se encuentran habilitados, con zahorra artificial hasta un ancho de 32,8 metros. En este caso no se realizará ninguna actuación.

La Autoridad Portuaria asegura en el informe que justifica la obra que la “crisis energética europea motivada por la guerra de Ucrania ha modificado de forma inesperada las previsiones de suministro de energía” a países del norte y del centro de Europa, lo que ha supuesto la reactivación del tráfico de combustibles fósiles como el carbón. Además, indica que “este nuevo escenario está produciendo cambios también en las cadenas logísticas a nivel internacional” y que “el puerto de A Coruña está respondiendo, aprovechando la capacidad del puerto exterior” como centro logístico de mercancías.

El presupuesto que la Autoridad Portuaria destina a los trabajos para acondicionar este terreno asciende a 1,3 millones de euros y su plazo de ejecución será de un mes y medio.

Las operaciones de carbón, que se habían paralizado a consecuencia del cierre de la central térmica de Meirama, han regresado al puerto en los últimos meses gracias a estas operaciones de paso hacia el resto de Europa.

La Autoridad Portuaria había señalado hace unas semanas que a raíz de la invasión rusa en Ucrania se alteraron los flujos de tráfico tradicionales, el gas natural se encareció y que, ante esta situación, el puerto exterior ha logrado convertirse en un “centro logístico” que redistribuye carbón, además de otras mercancías como fertilizantes y roca fosfórica, aunque en menor medida. En el caso del carbón, el organismo portuario detalla que los principales destinos finales son países del norte de Europa, como Alemania y Polonia, donde el carbón tiene un peso importante para la generación de electricidad.

Temas