Undiano Mallenco, un político de poco fiar arbitrará el clásico

Jordi Gil

[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

En el primero de ellos, en la temporada 2004-05, no hubo opción para la polémica. El Barça de Ronaldinho se lució con un 0-3 que incluso provocó una ovación del Bernabéu. Por el contrario, en su siguiente clásico, en la campaña 2006-07, ya se dejó notar. Expulsó a Oleguer en el Camp Nou y pitó un penalti por una caída de Guti. El equipo de Rijkaard, pese a todo, logró empatar 3-3 con un 'hat-trick' de Messi y la remontada pudo ser completa si el navarro no hubiera ignorado un penalti en el descuento sobre Ronaldinho. Este empate acabaría costando la Liga ya que el Madrid conquistaría el título gracias al gol average por el 2-0 conseguido en el Bernabéu.

Undiano sería posteriormente el colegiado del histórico 2-6 del Bernabéu. La exhibición fue tan grande que su actuación quedó olvidada, aunque dio emoción al partido al inventarse una falta de Iniesta sobre Sergio Ramos para que el Madrid anotara el 2-3 en la segunda parte. Su sello sería más notable en el Barça-Madrid jugado en el ejercicio 2009-10 en el Camp Nou, donde volvió a ser protagonista al expulsar a un jugador local, como ya había hecho años atrás con Oleguer. Busquets se fue antes de tiempo a la caseta en la segunda parte por unas manos y el Barça sufrió para mantener el gol de Zlatan Ibrahimovic (1-0).

En los cuatro partidos de Liga, por tanto, el conjunto blaugrana no había perdido con Undiano, pese a decantarse hacia los blancos en caso de duda. No obstante, en la Copa tuvo su actuación más favorable para los de Mourinho. El navarro obvió todas las patadas, marrullerías y protestas blancas. Aunque en una entrevista concedida a 'Noticiasdenavarra.com' se había mostrado contrariado porque “aquí todas las sentencias de los jueces se discuten, si un Policia Municial te multa discutes, protestas aunque sepas que no tienes razón”, permitió que los jugadores del Madrid se le subieran las barbas y se arrugó ante sus entradas. El resultado fue victoria blanca y sus ayudantes demostraron tener una vista de lince al anular el gol de Pedro por un milimétrico fuera de juego.

Este árbitro procoz, con 26 años ostenta el récord de ser el más joven en dirigir partidos en Primera División, tendrá la oportunidad de recuperar el prestigio perdido. En el Mundial de Sudáfrica se quedó sin las fases finales tras una calamitosa actuación en un Alemania-Serbia expulsando a Klose y dejando de señalar un penalti sobre Mario Gómez. Velasco Carballo irá a la Eurocopa y la reputación de Undiano estará en juego en un clásico en el que será examinado con lupa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil